Deportes

Firman España y Portugal el empate en partido amistoso

Se trató del mayor público para cualquier evento en España desde que sobrevino la pandemia

Associated Press / Aficionados observan el partido amistoso entre España y Portugal en el Estadio Wanda Metropolitano de Madrid

Associated Press

viernes, 04 junio 2021 | 16:38

Madrid— Bajo la mirada de 15 mil espectadores en el graderío, España y Portugal empataron hoy sin goles en Madrid, en un partido de fogueo para la Eurocopa de naciones.

Se trató del mayor público para cualquier evento en España desde que sobrevino la pandemia.

Con un ambiente festivo que no se veía en los partidos de futbol en este país desde hace más de un año, los 14 mil 743 espectadores en el estadio Wanda Metropolitano cantaron, agitaron banderas y molestaron a Cristiano Ronaldo prácticamente cada vez que tocó el balón.

Se había permitido público menos numeroso para otros eventos y partidos en España, incluido el Abierto de Madrid de tenis, realizado en mayo.

No más de 5 mil espectadores habían ingresado en un partido de fútbol en España. Y eso fue a finales de la temporada, en zonas donde se consideraba que la pandemia estaba más controlada.

La última vez que el público pudo ingresar en el Wanda Metropolitano, la casa del Atlético de Madrid, fue en marzo de 2020, para un partido de La Liga española.

España ha sido uno de los países más golpeados por la pandemia, y su campaña de vacunación demoró en acelerarse.

Inicialmente, las autoridades españolas informaron que se permitiría ocupar hasta el 30% del inmueble, con capacidad de 68.000 espectadores. Más tarde, se redujo la cifra a 15.000, con base en los parámetros de las dependencias sanitarias.

La selección española no jugaba con público desde noviembre de 2019, cuando vapuleó 5-0 a Rumania en el Wanda Metropolitano, para clasificarse a la Euro de 2020.

“Ya era tiempo de que se comenzase a admitir a los aficionados para que volviesen a los estadios”, comentó Ramón Moya, joven de 28 años, residente en Madrid. “Esta crisis ha continuado por un buen tiempo, y la gente necesita volver a su vida normal”.

Hubo horarios escalonados para la llegada de los aficionados el viernes. Todos debieron portar siempre sus mascarillas.

Se prohibió fumar, comer o beber en la tribuna, y debieron respetarse reglas de distanciamiento social.

Unos cientos de seguidores de Portugal se hicieron oír al comienzo del duelo. Hubo una mezcla de ovaciones y silbidos cuando Cristiano, exastro del Real Madrid, ingresó en la cancha para calentar.