Deportes

Fin de una era

Tras 16 campañas, Rivers sale de Cargadores; será agente libre

Associated Press

Associated Press

martes, 11 febrero 2020 | 15:19

Costa Mesa, California— La carrera de Philip Rivers de 16 temporadas con los Cargadores ha llegado a su fin.

La franquicia anunció ayer que Rivers se convertirá en agente libre y no estará con el equipo de Los Angeles para la próxima campaña. El gerente general Tom Telesco dijo en un comunicado que mientras el equipo exploraba con Rivers los posibles escenarios, fue evidente que lo mejor para ambas partes sería “darle vuelta a la página de lo que ha sido realmente un período sobresaliente”.

El futuro de Rivers con el equipo acaparó las conversaciones cerca del final de la temporada, luego que acabaron las aspiraciones de los Cargadores por un lugar en la postemporada. El veterano de 38 años declaró durante las últimas semanas de la campaña regular que su intención era seguir jugando en 2020, incluso si eso requiriera cambiar de equipo.

Los Angeles obtuvo un boleto a los playoffs en 2018 pero terminó la temporada pasada con marca de 5-11, y nueve de sus derrotas fueron por una anotación. Su declive de siete victorias de una temporada a otra fue el peor de la Liga en 2019 y el segundo más grave en la historia de la franquicia. Las 4 mil 615 yardas por aire colocaron a Rivers en el cuarto lugar de la Liga en la campaña, pero cometió la tercera mayor cantidad de intercepciones con 20, quedándose a una de empatar el máximo de su carrera.

Rivers se mudó con su familia a Florida el mes pasado luego de vivir por mucho tiempo en San Diego.

“Me siento muy agradecido con la familia Spanos y la organización de los Cargadores por los últimos 16 años”, escribió Rivers en un comunicado. “Todo lo que uno hace es especial debido a la gente con que uno lo hace. Hay muchas relaciones y recuerdos con entrenadores, personal de apoyo y compañeros que perdurarán por siempre, y por ello me siento muy agradecido. Tuvimos muchos grandes momentos, iniciando en San Diego y luego terminando en Los Angeles. Les deseo lo mejor a mis compañeros y entrenadores para el futuro”.

Rivers fue elegido por los Gigantes de Nueva York en la cuarta selección del Draft de 2004 pero fue transferido a los Cargadores en el último día del Draft a cambio de Eli Manning, quien a su vez anunció su retiro el mes pasado.

Rivers llegó a establecer 30 récords de franquicia con los Cargadores y fue elegido al Pro Bowl ocho veces. También guio a los Cargadores a los playoffs en seis ocasiones, pero sólo dos desde 2010.

Sus 224 juegos consecutivos como mariscal titular en temporada regular representan la segunda mayor cantidad entre los mariscales en la historia de la NFL y sus 123 victorias lo colocan en la novena posición en ese rubro. Rivers es uno de apenas seis mariscales en rebasar las 50 mil yardas aéreas en su carrera y sus 397 touchdowns son la sexta mayor cifra.

“Sólo existe un Philip Rivers y hemos tenido la fortuna de llamarlo nuestro mariscal titular prácticamente por dos décadas”, afirmó el dueño de los Cargadores, Dean Spanos. “No hay forma de agradecerle a Philip por dar todo de sí en cada jugada y por los recuerdos que creó y que durarán toda una vida”.

Los Angeles también cuenta con la sexta selección general del Draft de abril y con los mariscales Tyrod Taylor e Easton Stick bajo contrato. Taylor, de 30 años, estará llegando a su 10ma campaña y suma 46 actuaciones como mariscal titular con Buffalo y Cleveland. Stick fue elegido en la quinta ronda del Draft de la temporada pasada.

Además de Rivers, los otros agentes libres clave de los Cargadores son el corredor Melvin Gordon, el ala cerrada Hunter Henry, el profundo Adrian Phillips y el corredor Derek Watt. El corredor Austin Ekeler es agente libre con restricciones. 

Tome nota

El futuro de Rivers con el equipo acaparó las conversaciones cerca del final de la temporada, luego que acabaron las aspiraciones de los Chargers por un lugar en la postemporada. El veterano de 38 años declaró durante las últimas semanas de la campaña regular que su intención era seguir jugando en 2020, incluso si eso requiriera cambiar de equipo