Deportes

Estará Neymar fuera de las canchas 10 semanas

El jugador del París Saint-Germain no pasará por el quirófano, dijeron directivos del PSG

Reforma
miércoles, 30 enero 2019 | 09:04
Tomada de Internet

París— Neymar estará diez semanas ausente de los terrenos de juego por la lesión que sufrió el pasado día 23, pero no pasará por el quirófano, indicó este miércoles el PSG.
El jugador tendrá un tratamiento conservador de reposo de la lesión en el quinto metatarsiano del pie derecho, la misma que le hizo perderse la segunda mitad de la pasada temporada con el equipo de la capital francesa.
El año pasado, presionado por la Confederación Brasileña de Futbol (CBF), que quería tener a su jugador para el Mundial de Rusia, Neymar fue operado en Brasil por el doctor Rodrigo Lasmar.
En esta ocasión, la decisión ha sido diferente y tras la reunión de un grupo de expertos médicos ayer, martes, en el centro de entrenamiento del PSG, a las afueras de París, tomaron la decisión de que el jugador no pasara por el quirófano.
"Hay consenso para proponer a Neymar un tratamiento conservador de su lesión", señaló en un comunicado el club, que agregó que "el atacante internacional brasileño se ha mostrado totalmente de acuerdo con este protocolo".
Fuentes del club indicaron que, a diferencia de la pasada temporada, cuando fueron los doctores brasileños quienes tomaron la decisión sobre la operación del futbolista, en esta ocasión han sido los del PSG quienes llevaron la iniciativa.
Y eso pese a que entre el equipo médico que se reunió en París había un representante de la CBF.
Pero el club descartó que el jugador pasara por el quirófano, lo que hubiera supuesto que, como el año pasado, lo perdería para lo que resta de temporada, y solo volvería para disputar la Copa América en su país entre el 14 de junio y el 7 de julio próximos, a las órdenes del seleccionador brasileño Tite.
El tratamiento conservador se apoya en el reposo durante un periodo en el que el futbolista no podrá utilizar su pie.
Los médicos evaluaron su ausencia en diez semanas, lo que supone que el jugador más caro del mundo no estará a disposición del PSG, que en agosto de 2016 pagó por él 222 millones de euros al Barcelona, hasta mediados de abril.