Es todo un atleta

Kyler Murrays decidió jugar en la NFL en lugar de las Ligas Mayores de Beisbol

Associated Press
jueves, 14 febrero 2019 | 06:00

Los Angeles—¿Cuántos Kyler Murrays hay en la Era de la Especialización?

Kyler Murray escogió el futbol en lugar del beisbol, por lo menos por ahora.

Todos se preguntan cuándo verá el mundo otro atleta con las destrezas y oportunidades para tener esa opción.

Los Atléticos de Oakland seleccionaron a Murray en el noveno lugar en total en el Draft de la Liga Mayor de Beisbol, el pasado mes de junio.

Luego, se salió y ganó el Trofeo Heisman en el único año que pasó como mariscal titular de Oklahoma, luego participó en el Draft de la NFL el mes pasado y este lunes se decidió por la NFL en lugar de la MLB.

Pocos atletas han tomado esa dinámica opción.

Y en esta época de la especialización de jóvenes deportistas, se ha convertido en algo más raro aún.

Deion Sanders jugó futbol y beisbol profesional, aunque el “Horario Estelar” tiene un lugar especial en el corazón de los atletas que destacan a un alto nivel en ambos deportes.

Él desea que más hombres jóvenes tengan las mismas oportunidades que Murray, aunque lamenta que los jóvenes entrenadores deportivos frecuentemente alienten a los niños a escoger un deporte importante a una etapa temprana.

“Hay algunos en las ligas juveniles que le dicen a los niños “si te enfocas en esto, vas a ser grandioso”, dijo Sanders.

“Luego, también hay ese mismo tipo de personas que en la preparatoria les dicen “Tú no vas a jugar este otro deporte porque no te voy a dejar a menos que te dediques a él”.

La especialización deportiva ha acaparado mucha atención en los últimos años, los grandes del beisbol como John Smoltz sugieren que puede afectar a los jóvenes jugadores simplemente por el desgaste.

Aunque muchos creen que eso está sucediendo.

Después de todo, la mayoría de los atletas no tienen las habilidades de Murray, Sanders o de Bo Jackson, el ganador del Heisman en  1986 para Auburn, quien fue un All-Star para los Royals de Kansas City en 1989 y logró participar en el Tazón de Profesionales para los Raiders de Los Ángeles en 1990.

Tom Westberg, el entrenador de fútbol de Murray en Allen High School en Texas, quien actualmente es el entrenador de Barbers Hills High en ese Estado, comentó que hasta los jugadores realmente buenos son mejores utilizando sus destrezas en un deporte.

“Atletas como Murray llegan una vez en un largo tiempo, teniendo esa habilidad atlética y logrando hacerlo por un largo tiempo”, comentó Westerberg.

“¿Cuántos Deion Sanders existen? Uno puede nombrar a los Bo Jacksons, Deion Sanders --- y contarlos con una mano. Así que, no es que de pronto uno le diga a un niño que juegue múltiples deportes y van a haber toneladas de Kyler Murrays y Deion Sanders”.

Tener opciones conlleva complicaciones y dudas.

En 1992, Sanders jugó como esquinero de los Halcones de Atlanta durante un día en Miami, luego tomó un vuelo para Pittsburgh para unirse a los Bravos de Atlanta en un partido de la Serie de Campeonato de la Liga nacional.

Sanders se acordó de ese día durante un documental reciente de ESPN llamado “La Doble Jugada de Deion”.

El verdadero amor de Sanders era el fútbol y se enfocó en él.

Ahora forma del Salón de la Fama del Futbol Profesional, aunque tuvo una carrera productiva en el beisbol y ofreció un destello de dónde podría estar durante la Serie Mundial de 1992, al batear un promedio de .533 y lograr cuatro carreras, ocho hits y dos dobletes en cuatro partidos.