Enfrentará Serena a Venus en Roma

Ultima vez que se midieron en arcilla fue en la final del Abierto de Francia del 2002

Associated Press
martes, 14 mayo 2019 | 06:00
Associated Press

Roma.- Serena Williams jugó ayer su primer partido de la temporada en canchas de arcilla y despachó 6-4, 6-2 a la sueca Rebecca Peterson en la primera ronda del Abierto de Italia.
Ahora la espera su hermana Venus, que se impuso a Elise Mertens por 7-5, 3-6, 7-6 (4) después de más de tres horas y nueve puntos de partido.
La última vez que las hermanas Williams se midieron en arcilla fue en la final del Abierto de Francia del 2002, que ganó Serena. En Roma no jugaban desde hace más de 20 años, cuando Venus salió airosa en un partido de cuartos de final, en 1998.
“Es una locura”, dijo Serena. “Apenas si me acuerdo, de hecho, no me acuerdo. Jugamos muchos partidos. Daría la impresión de que todas las veces que nos enfrentamos últimamente es en las primeras rondas”.
Serena, quien tiene ventaja de 18-12 en los enfrentamientos directos con Venus, quedó 3-1 abajo en el primer set, pero a partir de ese momento tomó control del partido, imponiendo su juego desde el fondo de la cancha a pesar de que hubo bastante viento.
La venezolano-española Garbiñe Muguruza, por su parte, despachó a la china Zheng Saisai 6-3, 6-4.
Este fue el primer partido de Williams desde que se tuvo que retirar del Abierto de Miami en la tercera ronda en marzo por una lesión en la rodilla izquierda. No jugaba en Roma desde que se alzó con su cuarto título en el 2016.
Si Venus Williams le gana a Elise Mertens, las dos hermanas se medirán entre sí en la segunda ronda.
Serena había necesitado tres sets para doblegar a Peterson en Miami, pero esta vez le bastaron dos a pesar de que no está en plena forma.

Asimila Nadal declive en arcilla
Rafael Nadal suele hablar en esta época del año sobre la forma en que su juego va al alza de cara al Abierto de Francia.
La discusión generalmente es respecto a cuántas rachas de títulos ganados ha extendido y qué récords ha roto mientras la temporada sobre arcilla se dirige a su momento cumbre en Roland Garros.
Pero esta vez no es así.
Las cosas son diferentes para Nadal en 2019, y está en una posición inusual luego de una serie de resultados decepcionantes sobre su superficie favorita.
En lugar de festejar títulos y récords, Nadal se limita a explicar por qué ha batallado para ganar sus duelos.
“El tenis se trata de perder y de ganar. He ganado mucho durante muchos años en esta superficie, este no está siendo así, estoy quedándome cerca, pero no estoy consiguiendo ganar", dijo Nadal tras perder ante Stefanos Tsitsipas en el Abierto de Madrid para su tercera eliminación consecutiva en una semifinal sobre arcilla esta temporada.