Deportes

En pleno vuelo

Águilas buscan repetir en el Este de la Nacional, rodeados de 3 nuevos entrenadores

Associated Press

Associated Press

martes, 08 septiembre 2020 | 06:00

Si bien la División Este de la NFC no ha tenido un ganador repetido en 16 años, Filadelfia al menos tiene una ventaja en el concepto.

El campeón defensor de la división es el único equipo con un entrenador en jefe repetido en 2020, mientras Doug Pederson se prepara para su quinta temporada.

Joe Judge es un entrenador en jefe por primera vez a los 38 años para los Gigantes de Nueva York, mientras que Mike McCarthy se hace cargo en Dallas después de un año fuera del futbol luego de su despido en Green Bay. Ron Rivera no esperó para volver a entrar, asumiendo el control de una franquicia de Washington con problemas después de que Carolina despidió al dos veces Entrenador del Año a mitad de temporada en 2019.

Las Águilas fueron los campeones más recientes en repetir cuando ganaron un cuarto título consecutivo de la Conferencia Este en 2004, la temporada en la que finalmente regresaron al Super Bowl (perdiendo ante Nueva Inglaterra) después de tres derrotas consecutivas en juegos de campeonato de conferencia.

El quinto intento de Filadelfia de ganar títulos divisionales consecutivos desde entonces ya enfrenta un desafío significativo debido a las lesiones. El guardia derecho tres veces Pro Bowl Brandon Brooks (desgarro del tendón de Aquiles) y el tacle izquierdo Andre Dillard (bíceps desgarrado) están fuera de la temporada. El tacle izquierdo, Pro Bowl en nueve ocasiones, Jason Peters, no está dispuesto a regresar a su antigua posición sin un aumento de sueldo después de volver a firmar para jugar como guardia derecho. El actual tacle izquierdo Matt Pryor tiene una apertura en su carrera, la temporada pasada en los playoffs como guardia derecho.

Carson Wentz entra en su quinta temporada en busca de su primera victoria en los playoffs, en parte porque una temporada 2017, al nivel de MVP, se vio interrumpida por una lesión en la rodilla antes de que Nick Foles llevara a la franquicia a su primer título de Super Bowl.

La prometedora selección de primera ronda del draft, Jalen Reagor, es una mejora probable para los receptores si no se queda fuera por mucho tiempo debido a una lesión en el hombro sufrida en el campo de entrenamiento. DeSean Jackson es el líder de ese grupo junto con los confiables alas cerradas Zach Ertz y Dallas Goedert.

“Obviamente, ahora que va a su quinto año con nosotros y comprende nuestro sistema, comprende nuestra ofensiva, las cosas se procesan aún más rápido para él”, dijo Pederson sobre Wentz. “Lo ves siendo capaz de traducir esa información y tener conversaciones con estos jugadores. Carson está mentalmente en muy buen estado en este momento”.

Judge es el quinto entrenador en cinco temporadas de los Gigantes luego de una carrera de 12 años de Tom Coughlin que incluyó dos títulos de Super Bowl.

McCarthy, quien ganó un campeonato con los Empacadores hace 10 años en la casa de los Vaqueros, reemplazó a Jason Garrett, cuyo contrato no fue renovado después de nueve temporadas completas cuando Dallas fracasó en medio de grandes expectativas.

Rivera pasó nueve temporadas con las Panteras antes de ser despedido con un récord de 5 ganados y 7 perdidos, cuatro años después de llevar a Carolina al Super Bowl.

Los tres nuevos entrenadores enfrentaron el desafío de implementar nuevas filosofías, sin tiempo de hacerlo en persona, hasta finales de julio debido a la pandemia.

“Creo que realmente debes confiar en sus instintos, la conciencia y tu experiencia en este momento en particular en cuanto a cómo instalamos e iniciamos el desarrollo y crecimiento de nuestro programa”, dijo McCarthy. “Cada equipo va a tener una cantidad de tiempo bastante similar en este clima en el que estamos”.

Panorama NFC Este

EQUIPO DE FUTBOL DE WASHINGTON

Salvo que se produzca un cambio sorprendentemente rápido con Rivera, el equipo de la NFL “sin apodo” ocupará muchos más titulares fuera del campo que dentro.

El malestar generalizado por la injusticia social también se extendió por Washington, lo que llevó a la eliminación de un apodo que muchos consideraban racista e insensible hacia los nativos americanos.

Luego vinieron informes de un ambiente laboral tóxico que llevó a la NFL a hacerse cargo de la investigación cuando las acusaciones de mala conducta llegaron hasta el propietario Daniel Snyder.

Fue casi una ocurrencia tardía cuando Rivera nombró a Dwayne Haskins su mariscal de campo titular un poco más de una semana antes del primer partido. Y además de la confusión, Washington ha tenido récord perdedor en 8 de los últimos 11 años.

“Algunos de los muchachos en este momento, están luchando para superar lo que han pasado en los últimos dos años y comprar lo que estamos tratando de enseñar y predicar ahora”, dijo Rivera.

ROSTROS FAMILIARES

Garrett se queda en la división como coordinador ofensivo de Judge. El exreserva de Troy Aikman para los equipos ganadores del Super Bowl en Dallas sirvió en ese papel con los Gigantes hace dos décadas.

Hereda lo que Nueva York espera sea un joven mariscal de campo franquicia en Daniel Jones, y un corredor potencialmente de élite en Saquon Barkley, similar a lo que Garrett tuvo en el dos veces campeón en yardas terrestres Ezekiel Elliott con los Cowboys.

“Ciertamente tenemos un sistema de futbol que ha estado vigente durante mucho tiempo, pero también es un sistema que ha evolucionado a lo largo de los años”, dijo Garrett. “Ha evolucionado en función de las personas que tenemos en nuestro equipo. Ha habido ocasiones en el pasado en las que hemos lanzado mucho la pelota y otras veces hemos corrido mucho la pelota”.

AÑADIR ALGUNAS HERRAMIENTAS

El mariscal de campo de Dallas, Dak Prescott, viene de los mejores pases de su carrera en yardas (4 mil 902) y anotaciones (30). El Novato Ofensivo del Año de la NFL 2016, ahora tiene un entrenador que ganó un Super Bowl con un QB estrella (Aaron Rodgers de Green Bay) mientras mantiene a su interlocutor y exentrenador de posición en Kellen Moore.

Los Vaqueros también agregaron inesperadamente una amenaza ofensiva prometedora en el receptor abierto CeeDee Lamb. Lo tenían sexto en su tablero de draft y lo colocaron en el puesto 17 en la primera ronda. Lamb se une a Amari Cooper, quien acaba de firmar un contrato de 100 millones de dólares, y Michael Gallup, que busca crecer aún más después de mostrar una fuerte mejora en su segundo año.

Luego está Elliott, quien siente que tiene algo que demostrar después de jugar una temporada completa sin ganar un título por tierra por primera vez en sus cuatro temporadas. Fue uno de los jugadores que dieron positivo por Covid-19 durante la temporada baja.

“Desde Amari hasta CeeDee, hasta Gallup y luego, obviamente, Zeke, ninguno de estos muchachos tiene ego”, dijo Prescott. “Todos quieren ver que el otro tenga éxito, pero obviamente quieren tener éxito y eso solo va a crear este ambiente increíble y divertido. Y ya lo ha hecho”.