Deportes

Empressum rompe récord y califica al Ruidoso Derby

El caballo registró un tiempo de 19.149 segundos en 400 yardas

Jake Rogers / Ruidoso Downs Race Track

Eduardo Morán / El Diario

lunes, 31 mayo 2021 | 06:00

Empressum rompió el récord de la pista en las 400 yardas al ganar ayer la octava carrera en un tiempo de :19.149 y liderar a los clasificados en las pruebas para el Ruidoso Derby, con bolsa de 700 mil dólares (est.), en el hipódromo Ruidoso Downs. El récord anterior pertenecía a Charvet con :19.151 y lo estableció también en las pruebas para el Ruidoso Derby del 2013.

Empressum, ganador del Remington Derby el pasado 17 de abril, pagó una tarifa de 30 md para complementar las pruebas de ayer. El entrenador del caballo castrado, Heath Taylor, hizo un ‘hat trick’ en el día con tres victorias.

En el inicio de las carreras la pista estuvo resbalosa por lluvia y granizo intermitente, pero salió el sol y la pista se tornó rápida en la séptima carrera. Hubo un ligero viento de cola durante todo el día.

Con un linaje estelar producto de Apollitical Jess y Crazy Down Corona y ésta última de First Down Dash, Empressum es propiedad de Jeff D. Jones y Steve A. Holt. El castrado alazán fue criado en Oklahoma por Jones y Holt.

“Nunca consideras cosas así cuando piensas en cuántos caballos han corrido las 400 yardas durante 50 años en Ruidoso Downs. Las condiciones parecían adecuadas, pero nunca esperas romper un récord”, dijo el entrenador Taylor. “Las finales son un cambio corto en tan solo 13 días, por lo que esperamos que sea suficiente tiempo de recuperación. Se enfrió bien después de la carrera y esperamos que vuelva bien. Fue un esfuerzo tremendo por parte de un caballo muy bueno”.

El jockey Rodrigo Vallejo estuvo a bordo para la victoria de ayer. El favorito de la carrera, Empressum pagó $ 4.20 a ganador.

El segundo clasificado, KJ Sonny P, ganó la séptima carrera y registró un tiempo de :19.377. Propiedad de John y Kathy Lee y Rubén Mares, el castrado marrón proviene del establo de Wesley Giles y fue montado por Adrián Ramos.