Deportes

Emotivo adiós a Kobe

La viuda de Kobe Bryant ofreció ayer una emotiva descripción de la estrella de la NBA y de su hija ante un abarrotado homenaje en el Staples Center para ambos, que fallecieron el mes pasado en un accidente de helicóptero que cobró otras siete vidas en Los Angeles

Associated Press
Associated Press

Associated Press

martes, 25 febrero 2020 | 06:00

Los Angeles — La viuda de Kobe Bryant ofreció ayer una emotiva descripción de la estrella de la NBA y de su hija ante un abarrotado homenaje en el Staples Center para ambos, que fallecieron el mes pasado en un accidente de helicóptero que cobró otras siete vidas en Los Angeles.

En un discurso en ocasiones interrumpido por las lágrimas, Vanessa Bryant elogió la devoción de su esposo al dirigirse a miles de aficionados que acudieron a la arena para dar el último adiós a Bryant y su hija Gianna, de 13 años.

“Dios sabía que no podrían estar en esta Tierra el uno sin el otro”, dijo Vanessa Bryant. “Él tuvo que llevarlos a casa para tenerlos juntos. Cariño, cuida a nuestra Gigi”.

El homenaje se realizó en la arena del centro de la ciudad en donde Bryant jugó para los Lakers de Los Angeles durante 17 temporadas de su carrera de dos décadas en la NBA.

Miles de aficionados de los Lakers, muchos de ellos vistiendo las camisetas de Bryant o los colores del equipo, acudieron al triste homenaje para el deportista más popular de Los Angeles e ícono del basquetbol a nivel mundial.

La ceremonia inició con la cantante Beyoncé interpretando sus canciones “XO” y “Halo” acompañada por una docena de músicos.

Más tarde, Alicia Keys interpretó “Moonlight Sonata” de Beethoven como parte del programa y Christina Aguilera cantó “Ave María”.

El evento de dos horas concluyó con la proyección de “Dear Basketball”, el cortometraje que le valió a Bryant un Oscar.

Después que Jimmy Kimmel, conductor del programa televisivo Late Night, dio la bienvenida a los presentes, Vanessa Bryant recordó la vida de la familia con Gianna y sus tres hermanas para luego elogiar a su esposo. Ambos habían estado juntos desde 1999.

“Él fue el esposo más asombroso”, afirmó. “Kobe me amó más de lo que yo podría expresar con palabras. Yo era el fuego. Yo era el hielo. En ocasiones viceversa... él era mi todo”.