Deportes

Draft ayudará a Vikingos

Este año el equipo se superó a sí mismo con 15 selecciones, el mayor número en la NFL desde que el evento fue recortado a siete rondas en 1994

Associated Press / El receptor abierto Justin Jefferson, quien encabezó la FBS con 11 recepciones para LSU, campeón nacional, fue elegido por Minnesota

Associated Press

jueves, 21 mayo 2020 | 06:00

Minnesota– Los Vikingos de Minnesota se vieron forzados en esta primavera, debido al tope salarial, a realizar una remodelación leve, a tener muchas más salidas que mejoras en la alineación.

Incrementaron ese proyecto durante el fin de semana.

Aunque las selecciones en el Draft de la NFL nunca vienen con garantías, particularmente en un año como éste, en el que habrá un período de entrenamiento abreviado, en el mejor de los casos, el récord de una generación de 15 jugadores de Minnesota fue llevado a cabo para que tuviera un posible impacto inmediato en varias posiciones que necesitaba.

Cuando las restricciones relacionadas con la pandemia sean levantadas y los Vikingos puedan volver a reunirse, estarán en la modalidad de contendientes, ya que el receptor abierto Justin Jefferson y el esquinero Jeff Gladney tendrán un significativo número de minutos de juego.

Para el resto de los competidores en el Norte de la Conferencia Americana, el impacto del Draft ha sido mucho menos claro.

Cantidad y calidad

Rick Spielman, manejador general de los Vikingos, desde hace tiempo tiene el hábito de acumular seleccionados en el Draft, como si estuviera comprando víveres antes de la cuarentena.

En este año se superó a sí mismo con 15 selecciones, siendo el mayor número en la NFL desde que el Draft fue recortado a siete rondas en 1994.

Gracias en parte a la negociación que envió al incansable receptor abierto Stefon Diggs a Búfalo, los Vikingos tuvieron derecho a hacer una selección adicional en la primera ronda.

La usaron con Jefferson, un veloz jugador que encabezó la FBS con 11 recepciones para LSU, que es el campeón nacional.

Nueve lugares después obtuvieron a Gladney, quien siempre tiene mucha energía, de TCU, para llenar uno de los tres puestos de esquinero que abrieron en la alineación más común del año pasado.

El amor en tiempos del Covid

Por primera vez en nueve drafts, los Empacadores usaron su oportunidad de seleccionar en la primera ronda para elegir a un jugador ofensivo.

Es una buena noticia para Aaron Rodgers, ¿verdad? Aunque no mucho.

El manejador general Brian Gutekunst concedió una oportunidad de elegir en la cuarta ronda para avanzar cuatro lugares y obtener a Jordan Love, el mariscal de Utah State.

Aunque se trató de un Draft lleno de receptores, los Empacadores no contrataron a ninguno de los 35 seleccionados.

La elección en la segunda ronda de A.J. Dillon, el corredor de poder de Boston College, fue casi tan curiosa como el poder contender en el 2020, tomando en cuenta que Jones tiene 25 años y lidera la NFL con un total de 19 anotaciones.

¿Dándole vuelta a la esquina?

Negociar al esquinero DAirus Slay, quien en tres ocasiones ha participado en el Tazón de Profesionales, con Filadelfia, creó un hueco que el manejador Bob Quinn llenó con tres seleccionados en el Draft y con Jeff Okudah de Ohio State.

El año pasado la defensa se desplomó, así que Okudah y un grupo de adiciones de agentes libres encabezados por el apoyador Jamie Collins y el esquinero Desmond Trufant representarán una enorme mejoría.

El regreso del saludable mariscal Matthew STafford podría revigorizar la ofensiva, y el guardia Jonah Jackson de Ohio State, quien fue elegido en la tercera ronda, y el guardia Logan Stenberg de Kentucky, seleccionado en la cuarta ronda, estarán disputándose el vacío que dejó la salida de Graham Glasgow.

Por cuarta ocasión en 10 años, los Leones usaron su oportunidad para seleccionar en la segunda ronda para elegir a un corredor de poder: D’Andre Swift de Georgia.

Kerryon Johnson fue el resultado de la estrategia del 2018 de los Leones, quienes sólo han tenido un acarreador que ha logrado mil yardas en los últimos 15 años.