Deportes

Doble entronización para Lee Mays

El exreceptor de los Mineros ingresará al Salón de la Fama del Deporte de UTEP de forma individual y conjunta

Cortesía

Eduardo Morán / El Diario

domingo, 17 mayo 2020 | 06:00

En un caso pocas veces visto en la historia del deporte colegial, el exreceptor Lee Mays será entronizado dos veces el mismo año en el Salón de la Fama del Deporte de UTEP, pues lo hará como exjugador, pero también como parte del equipo de futbol americano del año 2000, que ha sido el único que ganó un título de la Conferencia Atlética del Oeste (WAC).

Conocido como ‘TD Lee’ porque durante sus años sophomore y junior encontró la zona de anotación en 24 ocasiones, Lee terminó su carrera con los Mineros como el líder de recepciones de todos los tiempos de la escuela con 200. Sus dos mil 908 yardas de recepción es la segunda mejor cifra en la historia del programa. También fue el Jugador del Partido en el Humanitarian Bowl del 2000, donde atrapó 15 pases para 291 yardas.

Mays fue uno de los receptores más dominantes de los Mineros y le tocó formar parte de ese equipo que en el año 2000 terminó con ocho victorias en general y marca de 7-1 en partidos de la conferencia, lo que le valió a UTEP para jugar en el Tazón Humanitario, que perdieron 38-23 con Boise State.

Además de ser uno de los receptores más dominantes en usar el uniforme de los Mineros, Mays estaba en el equipo UTEP 2000, el único equipo de futbol que terminó primero en la Conferencia Atlética del Oeste. Ese equipo ganó 8 juegos y terminaron empatados en el liderato de WAC con TCU. UTEP jugó contra Boise State en el Humanitarian Bowl, pero perdió ante los Broncos en su campo de juego 38-23. 

Precisamente ese equipo minero, el de la temporada del 2000, será también entronizado en el Salón de la Fama del Deporte de UTEP.

Una vez terminada su carrera con los Mineros, Mays fue seleccionado en la sexta ronda del Draft 2002 de la NFL por los Acereros de Pittsburgh, equipo con el que jugó cuatro temporadas. Y aunque nunca anotó un touchdown en la NFL, Mays regresó patadas de salida como novato y su mejor temporada con los Acereros fue en el 2004, en la que tuvo nueve recepciones para 137 yardas y en un partido salió como titular.

También tiene un anillo de Super Bowl, pues formó parte del equipo acerero que en la temporada 2005 venció a los Halcones Marinos de Seattle, 21-10, en el Super Bowl XL.