Deportes

'Díganme Diego, díganme Diez, díganme Pelusa, pero soy uno más'

Exjugador de Dorados narra el comportamiento de Maradona en Culiacán

Jesús Carvajal
Agencia Reforma

jueves, 26 noviembre 2020 | 09:01

Tomada de internet

Monterrey— En septiembre del 2018, cuando Diego Armando Maradona se convirtió en entrenador de los Dorados de Sinaloa, los jugadores estaban nerviosos respecto a cómo debían tratar a semejante leyenda.

"Recuerdo que entró al vestidor y nos dijo: soy uno más, díganme Diego, díganme Diez, díganme Pelusa, pero soy uno más", les dijo Maradona a sus pupilos y ahí acabó el misterio, recordó Jesús Chávez.

El extigre era uno de los capitanes de ese equipo y atesora lo vivido con Maradona, quien fue desde el día uno hasta el último una persona empática y que veía primero al ser humano antes que al futbolista.

El argentino dirigió a Dorados y alcanzaron las Finales de los torneos Apertura 2018 y Clausura 2019.

Chávez, de 34 años, reconoció que no pudo contener las lágrimas por la muerte del Diego, por lo que significa en su vida más allá de lo deportivo.

"Se vinieron todos los recuerdos, todo lo que vivimos, porque realmente lo conocimos, fuimos afortunados y privilegiados de conocer al verdadero Diego", añadió.

Recordó que ayudaba a jugadores del plantel que no tenían los grandes salarios, ya sea económicamente o con despensa.

"Nos regresó el amor por el futbol porque a lo mejor muchos estábamos viviendo etapas difíciles en lo futbolístico, en lo profesional, pero lo veíamos a él que disfrutaba, que se tiraba en los charcos en el campo y decíamos si lo está haciendo Diego, porqué no nosotros", contó.

Al despedirse, Maradona les dijo que lo hicieron sentirse orgulloso y que Culiacán le devolvió la tranquilidad.

close
search