PUBLICIDAD

Deportes

Devora León a Chivas y es finalista del Guardianes

Solo Cruz Azul dirá si se quiere encontrar ante los esmeraldas en una nueva Final, 23 años después

Agencia Reforma

sábado, 05 diciembre 2020 | 22:21

PUBLICIDAD

Ciudad de México— El León de Ignacio Ambriz se devoró a las Chivas de Guadalajara y ya está en la Final del Guardianes 2020.

En dos años y medio, Nacho ya fue capaz de meter al conjunto esmeralda a una segunda Final de Liga, premio para un equipo que raya en la perfección cada vez que se para en la cancha. Hoy venció a Chivas 1-0 (2-1 en el global) para clasificar a la serie por el título.

PUBLICIDAD

Ante los Rojiblancos, León no fue espectacular, le bastó con ordenarse en el Camp Nou y un gol de Joel Campbell para echar de la competencia a su rival.  

Ambriz advirtió que su equipo llegaba al a esta Fiesta Grande más maduro que en el Clausura 2019, que su León tenía más experiencia para que las emociones no le superaran en momentos de extrema presión. Por eso, en esta fase los Panzas Verdes han hecho lo suficiente para estar en una nueva Final.

La apuesta de León, primero, fue enfriar a unas Chivas que se crecieron tras eliminar al América en la Fase Previa. En el partido de ida, La Fiera fue superior y aun así tuvo que lidiar con la presión que le generaron las redes sociales a Rodolfo Cota, de pasado rojiblanco y quien fue acusado por los aficionados de dejarse anotar el penal que cobró José Juan Macías para empatar ese duelo.

Quién diría que Cota sería el primero en festejar y mostrar el escudo cuando Campbell marcó el 1-0 al minuto 18, tras recibir un pase de Ángel Mena para darle la ventaja a los locales esta noche. La clave solo fue atacar la zona que cubría Antonio Briseño, el eslabón más débil de la zaga tapatía.

Luego de ponerse en ventaja, La Fiera se tiró metros atrás, no arriesgó más y esperó a unas Chivas desarticuladas, que sin los "chicotazos" de Cristian Calderón no asustaron a nadie.

Para el segundo tiempo, Guadalajara se lanzó con todo al ataque, pero para su sorpresa, Ambriz montó un aparato defensivo impenetrable y que tuvo en Stiven Barreiro y William Tesillo a un par de bastiones que no cedieron un centímetro. Así fue imposible, con esa línea de cuatro defensores que ganó todo por aire y por tierra.

A la Fiera le queda esperar paciente mañana por su siguiente rival. Solo Cruz Azul dirá si se quiere encontrar ante los esmeraldas en una nueva Final, 23 años después. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search