Cuestión de orgullo

Con las manos vacías en Copa MX y Liga, los Bravos tratarán de cerrar el Clausura 2019 con un triunfo

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
sábado, 13 abril 2019 | 06:00
Cortesía

Por el orgullo y nada más. Sin nada qué pelear en el Torneo Clausura 2019, los Bravos de Juárez reciben esta tarde a los Cafetaleros de Tapachula en la jornada 15, en el Ascenso MX.
Seguramente sin la gran entrada que se dio el pasado miércoles en la final de Copa MX contra América, el Estadio Olímpico Benito Juárez albergará este último encuentro de la temporada regular, a partir de las 18:00 horas.
“Obvio que duele la derrota en la final, pero hay que darle vuelta a la página rápido y pensar en el cierre del torneo. Ahora se trata de orgullo y dignidad, así afrontaremos el juego del sábado, trataremos de cerrar de la mejor manera, sabemos que no fue un buen torneo, pero tenemos que ganar y retirarnos con la frente en alto con una victoria”, comentó Mauro Fernández.
Ubicados en el penúltimo lugar de la tabla general con 12 unidades, producto de tres triunfos, tres empates y siete derrotas, los Bravos podrían terminar en la última posición si se combina un nuevo descalabro y un triunfo de Tampico Madero, que recibe a Zacatepec.
Cafetaleros por su parte llega a la frontera con la intención de obtener los tres puntos que lo meta a zona de Liguilla, ya que una victoria lo catapultaría, con 18 puntos, al octavo sitio en espera de resultados que lo coloque en los cuartos de final.
“El miércoles nos pasó lo que nos vino pasando los últimos partidos, fue un claro reflejo de lo que nos pasó en el torneo; hubo muchos partidos en los que fuimos superiores y con un gol, una jugada nos estuvieron sacando los juegos, pero tenemos que levantar la cabeza rápido”, dijo Fernández. Con respecto a su continuidad, el jugador argentino manifestó que existe el interés de parte suya de seguir en el club fronterizo, pero ese tema depende del cuerpo técnico y directiva.
Gabriel Hachen también espera que el cierre del torneo se pueda sellar con un triunfo que mitigue el mal sabor de boca que dejó la actual campaña.
“Tenemos que cerrar bien este partido, cerrar la página y esperar lo que viene. Creo que uno tiene ese espíritu amateur que se quiere ganar, por más que se juegue una final o un partido que no tenga mucho significado, así que nosotros saldremos a ganar”, expresó el futbolista sudamericano. A Hachen le queda un año de contrato con el club juarense, pero espera que después del sábado se siente a negociar con la directiva el tema de la posible continuidad con el equipo.