Deportes

Conquista Chippewas la edición 88 del Sun Bowl

Ni la incesante lluvia con el clima gélido pudo detener el partido en el que triunfó Central Michigan

Alfonso Ocón Guevara
El Diario de Juárez

viernes, 31 diciembre 2021 | 14:38

Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso Armando Vela / El Diario de El Paso

El Paso– Nada pudo arruinar el regreso del Sun Bowl, ni la falta de rival, ni la incesante lluvia con el clima gélido, y los Chippewas de Central Michigan se quedaron con la edición 88 del Sun Bowl de El Paso al derrotar 24-21 a los Cougars de Washington State ayer por la tarde.

La fortaleza defensiva en los momentos importantes fue la diferencia en este partido que estuvo a punto de ser cancelado nuevamente luego de que los Huracanes de Miami se ausentaran, pero Central Michigan salvó y conquistó este duelo.

Los Chippewas dieron el primer golpe para mover el marcador con un gol de campo de 49 yardas del pateador Marshall Meeder cuando restaban 6:51 minutos del primer cuarto.

Central Michigan repitió la dosis y aumentó su ventaja a 6-0 con otro gol de campo de Meeder, quien demostró tener una prodigiosa pierna derecha al concretar una patada de 52 yardas cuando faltaban 2:18 del primer período.

Pero los Chippewas aún no estaban conformes con esa diferencia en el primer capítulo del juego y en el regreso de los Cougars provocaron un fumble que hicieron efectivo con el primer touchdown del partido, anotado por Lew Nichols, y con el punto extra los de Michigan ya ganaban 13-0 a falta de 57 segundos por jugar en el primer cuarto.

Un gran regreso del receptor Kalil Pimpleton, partiendo de la yarda 45, colocó a Central Michigan en zona roja, a 9 yardas de anotar, y en la tercera oportunidad el ala cerrada Joel Wilson recibió dentro de la zona prometida para aumentar la ventaja antes del medio tiempo. Los Chippewas fueron por la conversión en esta ocasión y la hicieron efectiva a través de Pimpleton y pusieron el marcador 21-0 con 1:48 por jugar en el segundo período.

Ya con Víctor Galabis como mariscal, en lugar del titular Jayden de Laura, Washington State por fin consiguió romper el cero con un touchdown del receptor Travell Harris con un acarreo de 5 yardas, con el punto extra el marcador reflejaba 21-7 con 4:02 por jugar del tercer capítulo.

En un abrir y cerrar de ojos los Cougars descontaron el marcador 21-14 y regresaron al partido. El receptor De’Zhaun Stribling atrapó en zona prometida un pase de Gabalis de 5 yardas para la segunda anotación de los capitalinos cerca del final del tercer cuarto.

La tranquilidad para los Chippewas regresó luego de un gol de campo de Meeder, el tercero de la tarde, de 43 yardas para poner la pizarra 24-14 con 9:11 en el reloj.

Los Cougars le pusieron emoción al partido y se acercaron a tres puntos de su rival con una anotación del receptor Lincoln Victor con 3:13 para el final.

Los felinos no fueron capaces de responder en la recta final y los Chippewas consumieron los últimos dos minutos del reloj para conquistar su primer tazón en nueve años.

Esta fue la primera aparición en el Sun Bowl para los Chippewas, que consiguieron su cuarto tazón en la historia luego de fracasar en sus últimos cinco intentos.

Para los Cougars es la primera derrota en el Tazón del Sol, luego de haber ganado las ediciones de 2001 y 2015.

close
search