Comen Jaiba otra vez

Con autogol de David Andrade, los Bravos de Ciudad Juárez derrotan a domicilio al Tampico Madero; es su segundo triunfo en la semana sobre el cuadro tamaulipeco y tercero en el Clausura 2019

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
viernes, 01 febrero 2019 | 06:00

Los Bravos de Juárez extendieron su paternidad sobre la Jaiba Brava de Tampico Madero y con solitario autogol llegaron a siete puntos en el Torneo Clausura 2019 de la Liga de Ascenso.
Con el de anoche son tres partidos consecutivos en los que el equipo juarense somete al cuadro tamaulipeco (dos de Copa MX y uno de Liga), además de no permitirle gol en 270 minutos.
Los primeros instantes del partido se dieron bajo un tono ríspido, con jugadas que ameritaron la aparición del cartón preventivo, pero el árbitro opinó otra cosa y las faltas se presentaron de manera reiterada.
Al minuto 13 Gabriel Hachen dejó escapar una clara jugada de gol, al no impactar de forma adecuada la pelota cuando estaba sin marca a un metro del arco defendido por Jorge Alvarado.
Fue Hachen quien comenzó a darle forma a esa jugada ofensiva al conectar en corto con Leandro Carrijo, quien sin demora descargó a la izquierda.
Lucas da Silva sacó el tiro centro que alcanzó a desviar el portero Alvarado, pero la pelota siguió su marcha a la ubicación de Hachen, quien solo frente a la portería no impactó sólidamente la esférica de pierna zurda y la de gajos se fue por la línea de meta.
Tampico Madero movió las redes al minuto 31, en el cobro de una falta que le costó la tarjeta amarilla a William Dias, pero la jugada fue invalidada por una posición adelantada del rematador Gaddi Aguirre.
Fue en el cobro de un tiro de esquina, al minuto 41, que Bravos abrió el marcador en un remate del brasileño Leandro Carrijo, quien pese a la doble marca impactó la pelota con la testa y en el intento de detener la trayectoria de la esférica el defensa David Andrade la anidó en propia puerta.
Tampico dejó ir el gol del empate con un remate de 'palomita' de Víctor Guajardo, que se fue por un costado de la portería que defendió Enrique Palos, al minuto 48.
Pese a los intentos de la Jaiba por igualar el trámite del juego, Bravos no renunció a la propuesta ofensiva y por la banda derecha mantuvo el ataque frontal con buenas aproximaciones que a punto estuvieron de acrecentar su ventaja.