Deportes

Combate listo

El juarense Bryan ‘El Niño Maravilla’ Flores regresará al cuadrilatero el próximo 21 de noviembre

Cortesía Promociones del Pueblo

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario

jueves, 12 noviembre 2020 | 06:00

El pugilista juarense Bryan Flores enfrentará el combate más complicado de su carrera dentro del boxeo de paga, cuando se mida al excampeón mundial Emanuel ‘Pollo’ López, el próximo 21 de noviembre, en el duelo principal de la velada que se llevará a cabo dentro del concepto ‘El Templo TUDN’.

“Es la pelea más difícil de mi carrera; se viene una guerra y estoy listo”, comentó el boxeador originario de la colonia Los Alcaldes de Ciudad Juárez.

“Vamos por todo en una gran pelea muy difícil, más no imposible. Intentaremos conseguir el segundo título internacional WBC, pero ahora en peso ligero”, añadió Flores Favela.

Con marca invicta en 26 combates, con 15 triunfos por la vía del cloroformo, Bryan buscará sacar el mayor provecho posible del campamento de altura que realizó en las montañas de Jiquipilco, Estado de México; junto con su entrenador José Alfredo Caballero y su equipo de trabajo.

El peleador juarense de 24 años aseguró que adquirió una gran condición física y aprendió mucho en las intensas sesiones de sparring a más de 3 mil 200 metros sobre el nivel del mar, por lo que llegará en gran forma al duelo con el que fuera campeón del mundo en la división de los superplumas.

Bryan sostendrá su segundo combate como estelarista, en la cartelera que presenta Promociones del Pueblo, luego de noquear en nueve asaltos al japonés Hirotsugu Yamamoto en su último compromiso, donde se adjudicó el cinto Fecarbox del Consejo Mundial de Boxeo en peso superligero.

Además buscará posicionarse en la parte alta de las clasificaciones y aspirar a medirse con los mejores del mundo, pues su meta a corto plazo es invadir el mercado estadounidense, pues confía en sus capacidades.

El juarense espera plasmar sobre el ring todo el trabajo y el deseo de trascender, producto de la preparación de meses en los que ha dejado de ver a su familia con tal de conquistar sus metas.

La división de los superligeros es cada vez más común entre los pugilistas mexicanos. En los equipos representativos nacionales la categoría ha arrojado grandes resultados en los últimos años y parece que la cosecha de logros apenas comienza pues algunos de ellos ya roban cámara en el profesionalismo.

Tal es el caso del boxeador fronterizo, exseleccionado nacional, que ya es campeón regional del Consejo Mundial de Boxeo y uno de los candidatos a irrumpir con fuerza en el mercado extranjero, pero antes deberá cumplir con su presentación del próximo 21 de noviembre.