Deportes

Cambiar el nombre del Maracaná por Pelé divide a Brasil

Eso podría cambiar pronto si el gobernador de Río de Janeiro decide rendir homenaje al tres veces campeón mundial

Associated Press

Associated Press

martes, 16 marzo 2021 | 17:23

Sao Paulo— Los brasileños están de acuerdo en que Pelé es el jugador más grande de todos los tiempos, pero difieren en cuanto a que el estadio Maracaná lleve su nombre.

Eso podría cambiar pronto si el gobernador de Río de Janeiro decide rendir homenaje al tres veces campeón mundial.

La semana pasada el congreso estatal aprobó por 65-5 otorgarle al gobernador Cláudio Castro la autoridad para que el estadio lleve el nombre del mítico astro de 80 años, quedando oficialmente como “Edson Arantes do Nascimento - Rei Pelé”.

Castro eliminaría el nombre del fallecido periodista Mário Filho del estadio, escenario de dos finales de la Copa del Mundo — 1950 y 2014 — y las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de 2016.

El gobernador tiene hasta la próxima semana para decidir. Su portavoz Denise Ribeiro informó a la Associated Press que el gobernador no ha tomado una decisión.

El portavoz de Pelé, Joe Fraga, sólo indicó que están pendiente a la situación.

“O Rei” anotó su gol número mil en el estadio de Río el 19 de noviembre de 1969 y disputó muchos encuentros memorables en el coliseo carioca.

También fue en el Maracaná donde Pelé debutó con la selección brasileña, con 16 años, el 7 de julio de 1957. La derrota 2-1 ante Argentina también contó con su primer gol con la verdeamarela.

Pero la mayoría de las impactantes actuaciones de Pelé en Brasil ocurrieron en el estadio del Santos, el Vila Belmiro, en las afueras de Sao Paulo.

El nombre oficial del Maracaná es “Jornalista Mario Filho” en honor al periodista brasileño que es reconocido por la idea de la construcción del estadio para la Copa del Mundo 1950.

El recinto originalmente se llamó “Estadio Municipal” hasta 1966 cuando falleció Filho.

Filho utilizó su periódico deportivo “Jornal dos Sports” para coordinar una exitosa campaña para convencer a los ciudadanos de Río de que se construyera un estadio más cerca al centro de la ciudad y no el plan original en un vecindario lejano.

El nieto de Filho, Mario Neto, dijo a AP que reconoce la importancia de Pelé para la cultura brasileña, pero que la propuesta de cambio es “irracional”.

“No tiene sentido eliminar el nombre de mi abuelo”, dijo Neto el lunes. “Si no fuera por Mario Filho, no habría un Maracaná y habría un estadio de 70 mil personas en una distante región”.

El propio Pelé no ha hecho ningún comentario sobre el asunto desde que la iniciativa fue aprobada por la asamblea legislativa de Río de Janeiro.