Deportes

Bregman y Altuve ofrecen disculpas

Alex Bregman habló durante aproximadamente 30 segundos y ofreció una disculpa, pero no explicó por qué. Dijo que había aprendido, pero no dijo qué

Associated Press

Associated Press

viernes, 14 febrero 2020 | 06:00

West Palm Beach, Florida—Alex Bregman habló durante aproximadamente 30 segundos y ofreció una disculpa, pero no explicó por qué. Dijo que había aprendido, pero no dijo qué.

En una porción de césped entre el edificio y los campos de entrenamiento de primavera, el estelar antesalista se paró frente a un micrófono en la conferencia de prensa, convirtiéndose en el primer jugador actual de los Astros en disculparse ayer –sin realmente adentrarse en los detalles– por el escándalo de robo de señales en la temporada de 2017 cuando ganaron la Serie Mundial.

“Estoy realmente arrepentido de las decisiones que tomó el equipo, la organización y yo mismo. He aprendido de esto y espero ganarme la confianza de los fanáticos”, comenzó Bregman, bajo un sol parcialmente cubierto por las nubes, antes de agradecerle al público y decir que él y sus compañeros “están completamente enfocados en seguir adelante en la temporada 2020”.

Y con ello quedó trazado el libreto a seguir.

El momento que más perplejos dejó a todos llegó poco después, cuando el dueño de los Astros Jim Crane respondió a una pregunta de un reportero:

“Nuestra opinión es que esto no impactó el juego. Teníamos un buen equipo. Ganamos la Serie Mundial. Lo voy a dejar ahí”.

Al consultársele después sobre su afirmación del efecto en los resultados, Crane trató de dar marcha atrás: “Es complicado determinar cómo impactó el juego, si es que impactó el juego”.

La MLB no castigó a jugador alguno y Crane dijo que tampoco lo hará el club.

“No vamos a tomar medidas con los jugadores”, señaló.

El venezolano Altuve dijo que el miércoles hubo una reunión de todo el equipo para hablar de lo sucedido.

El comisionado de las mayores Rob Manfred intervino después de comprobar que el equipo había apelado a la tecnología para robar señales durante la campaña de 2017, en que los Astros ganaron la Serie Mundial, y nuevamente en 2018.

“Realmente lo siento mucho”, dijo Bregman.