Deportes

Bravos arrollan a Dorados y avanzan a semifinales

En la siguiente fase el equipo fronterizo enfrentará a Rayados de Monterey, que dejó en el camino a Santos Laguna

Fotos: Marco Tapia / El Diario de Juárez

Jesús Ángel Rodríguez
El Diario de Juárez

miércoles, 19 febrero 2020 | 22:06

Ciudad Juárez— Flavio Santos dio dos certeros cabezazos, Brian Rubio puso derechazo con teodolito y los Bravos de Juárez avanzaron a las semifinales de la Copa MX, al doblegar 3-0 a Dorados de Sinaloa.  

En la siguiente fase el equipo fronterizo enfrentará a Rayados de Monterey, que dejó en el camino a Santos Laguna. La semifinal deberá comenzar aquí en la frontera con el juego de ida; la vuelta será en la Sultana del Norte, en fechas por definir.

Poco a poco el conjunto local comenzó a imponer su ritmo de juego y metió a Dorados en su cancha, pero fue vía pelota parada como pudo irse al frente en el marcado con el gol de Flavio Santos, al minutos 10.

La jugada se gestó en el cobro de una falta que de pierna derecha Edy Brambila puso en el corazón del área. Santos dio la peinada para dejar sin posibilidad al portero de Sinaloa, que pese a la estirada no pudo evitar la caída de su marco.

Al minuto 17, Dorados perdió la pelota pegado a la banda, prácticamente en la línea de media cancha, Sagal se la filtró a Brian Rubio, quien tomó la pelota, condujo algunos metros y ya dentro del área grande buscó el resquicio para sacar el potente disparo y mover las redes. 

Cuando al partido no le pasaba gran cosa, al 39 Gustavo Velázquez cometió una falta dentro del área sobre Reasco que el árbitro no dudó en marcarla.

Desde los 11 pasos José Rodrigo Lugo se encargó de patear, pero Enrique Palos adivinó, se lanzó a su derecha y se quedó con la pelota. 

Dicha atajada del cancerbero fronterizo fue el envión que Bravos necesitaba para poner el tercer gol, apenas un minuto después de la falla de Lugo.

Por la banda de la derecha y con el perfil cambiado, Sagal sacó centro de zurda al corazón del área, donde Santos giró la cabeza para contactar la esférica y marcar su segundo gol de la noche.

Corría el minuto 48 cuando se marcó una pena máxima a favor de Bravos. Gabriel Caballero dio la orden de que lo ejecutara el juvenil juarense Roberto Alderete, pero no tuvo el tino ni la potencia correcta y su disparo terminó en las manos del arquero López.