Ascenso de Leclerc pone en evidencia mal año de Vettel

Emerge como la estrella del presente en Ferrari tras victoria en Italia

Associated Press
martes, 10 septiembre 2019 | 06:00
Associated Press | El piloto de Ferrari

Monza, Italia.- El plan para Charles Leclerc era irlo capacitando para que fuera la próxima estrella de Ferrari. De pie en el icónico podio de Monza, frente a un público vestido de rojo, fue vitoreado como la estrella del presente.
Los nueve años de espera de Ferrari para ganar en su feudo acabaron el domingo, pero no fue gracias al cuatro veces campeón mundial Sebastian Vettel. La sequía llegó a su fin gracias a Leclerc, 11 años más joven que Vettel y en apenas su segunda temporada en la Fórmula Uno.
La victoria en el Gran Premio de Italia fue la segunda en fila para el monagesco de 21 años, que debutó esta temporada con Ferrari tras conducir para Sauber como novato.
Los triunfos sucesivos han silenciado las voces que consideraban que era demasiado joven para estar al volante de un Ferrari.
“Es una bonita sensación. No ha sido un buen inicio de temporada, he cometido algunos errores”, dijo Leclerc. “He crecido un montón desde el inicio de la temporada”.
“Entendí las críticas el año pasado por ser tan joven y en apenas mi segundo en la Fórmula Uno. Sólo puedo darle las gracias a Ferrari por creer en mí”, dijo. “Estoy muy contento por estos resultados, confirman que estaba más preparado de lo que algunos creían”.
La emocionante victoria de Leclerc, en la que resistió los embates de Valtteri Bottas y el líder del campeonato Lewis Hamilton, le permitió desplazar a Vettel en la clasificación, situándose 13 puntos por delante de su compañero.
Leclerc supera 4-1 a Vettel en poles, y 7-0 en rondas clasificatorias en las últimas siete carreras.
Si bien Leclerc celebró su segunda victoria consecutiva, recibiendo la cariño de miles de apasionados tifosi de Ferrari, Vettel lució abatido luego que una temporada para el olvido añadió otro capítulo aciago en Monza.
El alemán de 32 años cometió un nuevo error el domingo, tal vez el peor de todos.
Tras arrancar cuarto en la parrilla, Vettel asediaba a Bottas cuando perdió el control de su monoplaza, hizo un trompo en la curva de Ascari en la sexta vuelta. Para colmo de males, Vettel reingresó a la pista pero se interpuso en el camino de Lance Stroll, provocando que el piloto de Racing Point hiciera un trompo.
Vettel fue sancionado con un descuento de 10 segundos por conducir temerariamente. También le impusieron una penalidad de tres puntos, con lo que su total es de nueve en un período de 12 meses, a solo tres de que reciba una carrera de suspensión.