Deportes

Artemarcialista juarense califica en los Juegos Paralímpicos

Con tenacidad y esfuerzo, Francisco Pedroza cumple su más preciado sueño

Alfonso Ocón Guevara
El Diario de Juárez

jueves, 26 marzo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Con casi 30 años de experiencia en el taekwondo, el juarense Francisco Pedroza se encuentra en el punto más alto de su carrera deportiva a sus 40 años, pues recientemente logró obtener medalla de plata en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 y consumó su calificación a los aplazados Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 el pasado 10 de marzo.

“Me ha costado mucho por la edad que tengo, pero la constancia y la disciplina que he tenido es lo que me ha ayudado a salir adelante y el apoyo de mi familia, sabía que este camino no iba a ser nada fácil”, comentó Pedroza.

Sus inicios en el deporte fueron en otro arte marcial, el karate, a los 12 años; tres años después se involucró en el taekwondo debido a la invitación de un amigo a unas clases de esta disciplina.

“Me gustó mucho la clase porque en el taekwondo, en un noventa por ciento, se utilizan más las piernas que los brazos, por la limitación que tengo, pues fue algo que me apasionó mucho”, explicó el deportista fronterizo.

Pedroza Luna relató y describió su discapacidad, pues su brazo derecho perdió movilidad desde su nacimiento.

“Al nacer el doctor me jaló del brazo, pesaba casi seis kilos y venía enredado con el cordón umbilical, yo creo el doctor era pasante, se asustó o no sé, pero el parto debió ser por cesárea. Yo me estaba asfixiando con el cordón umbilical y me jaló del brazo, tuve una lesión en el plexo braquial”, explicó el artemarcialista.

En su juventud, Francisco Alejandro formó parte del equipo representativo de taekwondo de la UACJ, etapa en la que consiguió proclamarse campeón de la Universiada Estatal y Regional por cuatro años consecutivos, pero no logró subir al podio en la etapa Nacional.

La mayor parte de su carrera como atleta participó en competencias contra atletas convencionales, incluso en 2011 decidió retirarse de las competencias para enfocarse en sólo impartir clases de esta disciplina; fue hasta el 2012 cuando se enteró que existía el parataekwondo, que es exclusivo para personas con discapacidad y regresó al tatami. 

“Yo no tenía conocimiento, comienzo a investigar y me vuelve a surgir la espinita para competir”, dijo.

Pedroza tuvo que acoplarse a esta modalidad, pues algunas reglas del parataekwondo varían en comparación con las del taekwondo.

“Cuando empiezo en el parataekwondo también comienzan los petos electrónicos y eso me costó mucho para acoplarme en la forma de patear. Otra de las reglas que se me dificultó fue no pegar en la cabeza, en el parataekwondo no se puede y fue algo que tuve que ir adaptando”, agregó.

Debido a las medidas de prevención contra contagios de Covid-19, el medallista parapanamericano tuvo que romper su concentración con la Selección Mexicana de Taekwondo en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR) de la Ciudad de México y regresar a esta frontera para entrenar desde su hogar. Como fecha tentativa, su regreso a la concentración será el 20 de abril del año en curso

“Nos acoplamos aquí en casa con los entrenamientos que nos mandan para tratar de no bajar la guardia y seguir preparándonos para lo que venga”, sentenció.