Deportes

Apuesta a la continuidad

El contrato de Gabriel Caballero con FC Juárez está por finalizar, pero confía en que la negociación se lleve a cabo al regresar a la actividad para permanecer al frente del equipo

Cortesía FC Juárez

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario

jueves, 07 mayo 2020 | 06:00

A pocas semanas de que termine su contrato con Bravos de Juárez, el entrenador Gabriel Caballero Schiker no descartó la renovación, ya que la intención tanto de él como de la directiva es darle continuidad al proyecto, pero por el momento no se han sentado a negociar.

“Siempre hemos hablado de la continuidad del proyecto, pero todavía no nos sentamos a hablar de la renovación, pero seguramente será de lo que tengamos que hablar ahora que pase todo lo del encierro, el parón del torneo. Tenemos que hablar de esa cuestión, pero no creo que haya mucho problema”, comentó el estratega argentino naturalizado mexicano.

El contrato que Caballero tiene firmado con FC Juárez concluye el 31 de mayo, pero a raíz de que se detuvo la actividad de la Liga MX el contrato deberá terminar cuando Bravos finalice su participación en el Clausura 2020.

“No podemos apostarle a la continuidad únicamente por los resultados, tenemos que basarnos en el trabajo, en el proyecto, en las formas, en el entorno y el manejo de las situaciones que a lo largo de un torneo se presentan, la funcionalidad del equipo. La verdad que son muchas cosas las que deben tomarse en cuenta y deben considerarse, no solamente el resultado”, mencionó el timonel de Bravos.

Luego de su paso por Tapachula en Liga de Ascenso, Gabriel llegó a Juárez en el Apertura 2018 y en esa misma temporada estuvo en Liguilla, pero se quedó corto en su intento, al perder en la fase de semifinales ante Dorados de Sinaloa.

Arribó a la frontera con el ánimo de hacer carrera, de permanecer no sólo a través de los resultados que se observan en un marcador cada fin de semana, sino en otros aspectos que son más difíciles de detectar, como la formación de jugadores y la creación una estructura que permita al propio club mantenerse vigente en el máximo circuito y no suceda lo que con el anterior club (Indios de Juárez), que solamente permaneció en Primera División cuatro torneos cortos (dos años).

“Siempre la comunicación ha sido abierta con la directiva, me han facilitado todas las herramientas y hemos estado de acuerdo en la mayoría de las cosas. Están contentos con la forma en la que trabajo, en como llevo las cosas”, aseguró el director técnico.

Al lado de su esposa, ya que sus dos hijos estudian en otros estados del país, Caballero aseguró sentirse a gusto en Ciudad Juárez.

“Mi aspiración en cualquier proyecto en el que me encuentro es buscar el éxito, siempre pensando en lo máximo. Yo estoy muy contento de estar aquí y con la misma ilusión que tiene la institución; vamos por el camino correcto”, señaló Caballero.