Aprovecha ‘Chapo’ oportunidad

El mediocampista juarense Luis Montes deja en el olvido la fractura de tibia y peroné que vivió justo en el estadio AT&T, en 2014

Agencia Reforma
martes, 11 junio 2019 | 06:00
Agencia Reforma

Arlington, Estados Unidos–Tras marcar ante Ecuador y dejar atrás la fractura de tibia y peroné que vivió justo en el estadio AT&T en 2014 antes del Mundial de Brasil, Luis Montes se dijo agradecido por volver a los primeros planos con el Tri.
“Estoy agradecido con Dios por darme la oportunidad de regresar y estar otra vez con la Selección, disfrutar el momento porque uno no sabe cuando puede volver a estar acá. Gracias a Dios se me dio la oportunidad de anotar. ‘Jona’ (Dos Santos) y Andrés (Guardado) me dieron la confianza para tirar y afortunadamente entró”, explicó Montes en entrevista con TV Azteca el domingo anterior.
Montes señaló que ya se siente adaptado a la idea de Gerardo Martino.
“Llegamos motivados, siempre es bueno terminar con un triunfo. El equipo viene bien, estamos entendiendo la idea que quiere el profe. Me acomodó de cualquiera de las dos formas, ya verá el profe en que zona me quiere poner”, sentenció.

Deja atrás fantasmas
Montes Jiménez volvió a la cancha del AT&T, donde vivió uno de los momentos más dolorosos de su carrera la referida fractura que lo dejó fuera del Mundial 2014 y vaya manera en la que dejó atrás los fantasmas de aquel episodio, pues lo hizo aportando con un gol y marcando el ritmo de la Selección Mexicana.
El ‘Chapito’ no sólo buscó balones en el medio campo, también se movió continuamente en su zona para apoyar a sus compañeros y acompañarlos, buscando que lo tuvieran presente para apoyarse y realizar las triangulaciones requeridas para ir al frente.
Montes hizo excelente mancuerna con Jonathan dos Santos y Andrés Guardado haciendo que el Tri tuviera una media fuerte y flexibles, situación que Ecuador no pudo lograr y le apostó a los contragolpes.
Su intervención fue superior a la que logró su contraparte ecuatoriana, Renato Ibarra, quien tuvo dificultades para darle fluidez al juego de su Selección.
Ibarra se adelantó mucho, buscando la manera de apoyar a los delanteros de Ecuador sin poder conseguirlo con éxito, pues cada vez que intentaba pasar para enfrentar a Guillermo Ochoa era desarmado por la zaga mexicana, que le tomó la medida a lo largo del encuentro.