Deportes

Acepta el reto

El pitcher Iván Duarte vuelve a la frontera con el objetivo de guiar a Indios al banderín del Estatal 2021

Marco Tapia / El Diario

Eduardo Morán / El Diario

jueves, 29 abril 2021 | 06:00

Con la mira bien ajustada no solamente para encontrar el mayor número de veces la zona de strike, sino principalmente para ayudar a que el equipo logre este año el ansiado título, el pitcher nayarita Iván Duarte aceptó jugar una temporada más con los Indios de Juárez en el Campeonato Estatal de Beisbol.

De 29 años de edad, Duarte vivió en carne propia el drama de aquella serie final del 2019 contra los Algodoneros de Delicias, cuando la novena fronteriza ganó tres partidos al hilo después de haber caído en el primer juego y se colocó a una victoria de ganar el campeonato.

Delicias tuvo una reacción de película, ganó el quinto partido 7-4 el 14 de septiembre en el entonces llamado estadio Juárez Vive y una semana después la serie regresó al estadio Monumental de aquella ciudad. Los Indios tuvieron dos oportunidades para amarrar el título, pero los Algodoneros ganaron el sexto y el séptimo y dejaron a los fronterizos con las manos vacías.

-¿Qué fue lo que les faltó para ganar el campeonato?

“Para mí el beisbol… por eso le dicen que es el deporte más hermoso del mundo, porque por más preparado que estés físicamente y todo, uno se siente bien, pero lamentablemente no siempre salen las cosas como uno las espera y pues yo siento que el equipo estuvo muy bien, fue una armonía, un conjunto muy bueno, pero pues lamentablemente no se logró el objetivo”.

A pesar del trago amargo que tuvieron que pasar al final de esa temporada, Duarte dijo haberse sentido muy bien con los Indios, a tal grado que este año decidió estar una vez más aquí para aportar su experiencia como serpentinero.

“Gracias a Dios me sentí bien, una buena armonía con el equipo, hicimos un conjunto muy unido, lamentablemente, pues no se logró el objetivo, que era el que todo mundo buscaba, pero la verdad sí estuvo muy agradable”, comentó el lanzador nacido en Tepic, Nayarit.

-¿Cuál es la meta para el 2021?

“Esperemos que sí se dé el resultado tan esperado, que es ser campeones, y pues aquí vamos a estar para echarle todas las ganas del mundo”.

Como muchos peloteros, Iván heredó de su padre el gusto por el beisbol y desde muy niño fue registrado en las ligas pequeñas de su ciudad natal.

“Principalmente por mi padre, él fue pelotero también, y agarré un gusto muy bonito por el beisbol desde muy chico. Empecé a practicar a la edad de cuatro o cinco años”, recordó el pitcher derecho, quien desde los 16 años juega en esa posición.

-¿Cuál es tu fortaleza como lanzador?

“Siento que mi fortaleza es no salirme de ritmo, no presionarme tanto, cuando estoy lanzando siempre es bateador por bateador y mis lanzamientos son mi ‘sinker’ y más que nada mi ‘slider’”.

-¿Cómo fue el 2020 para ti?

“Fue una situación muy difícil, veníamos ya preparados con toda la motivación del mundo; lamentablemente por la pandemia no se pudo. Me dediqué a trabajar allá en Tepic, pero igual campos cerrados, gimnasios cerrados, pero intentábamos entrenar donde se podía”.