PUBLICIDAD

Cultura

Lázaro Cárdenas compartió una tarde de cine con los juarenses

Durante su visita a esta frontera en mayo de 1939, el mandatario michoacano dejó ver su sencillez y el carisma que tenía entre las masas; su gira de trabajo incluyó la inauguración del Centro Escolar Revolución

Leticia Solares/El Diario

lunes, 25 julio 2022 | 06:00

| El mandatario se mezcló entre diversos sectores de la población juarense durante la función de cine en la que disfrutaron la proyección de la cinta Benito Juárez, una realización hecha en Hollywood y traída exclusivamente para su exhibición durante la visita del mandatario | El Centro Escolar Revolución era uno de los más modernos edificios de la época, diseñado para replicarse por distintos lugares del país, ya que para el mandatario michoacano era de suma importancia impulsar la educación y modernizar el modelo educativo del país | Antes de arribar a la frontera, el presidente michoacano y su grupo de funcionarios se detuvieron en la ciudad de Chihuahua. Allá visitó la localidad de Aquiles Serdán y acudió a diversos eventos deportivos, menciona una nota de El Paso de El Paso Herald Post, fechada en mayo 16 de 1939. | Antes de arribar a la frontera, el presidente michoacano y su grupo de funcionarios se detuvieron en la ciudad de Chihuahua. Allá visitó la localidad de Aquiles Serdán y acudió a diversos eventos deportivos, menciona una nota de El Paso de El Paso Herald Post, fechada en mayo 16 de 1939. | Dirigido por el presidente, miles de los residentes de Juárez, incluidos los miembros del Sindicato de Trabajadores, escolares de la ciudad, el estado y el ejército federal, marcharon entre soldados de línea con bayonetas caladas.

PUBLICIDAD

Mayo de 1939. Fueron días largos de jornadas exhaustivas para el presidente Lázaro Cárdenas. Sin embargo, sus deberes nunca ocuparon su intención de atender al pueblo mexicano y mantenerse cercano a los más vulnerables.. 

De acuerdo con notas publicadas entre el 16 y 17 de mayo por El Paso Herald Post, durante su visita a Ciudad Juárez, el presidente Cárdenas dejó de lado durante una hora y media sus ocupaciones para compartir con los juarenses un momento de recreación y ver un adelanto de una película sobre Benito Juárez.

PUBLICIDAD

Cárdenas acudió al Teatro Alcázar para ver la película "Juárez", aún no estrenada por los productores para su exhibición, fue traída aquí por John Paxton, gerente de Texas Consolidated Theatres en El Paso, por American Aerolíneas el jueves por la mañana para que el presidente la viera.

Paul Muni y Bette Davis tienen papeles estelares en la película.

Cálida recepción 

Desde que anunció su visita a esta ciudad fronteriza, comenzó la avalancha de planes para darle una cálida recepción. Miembros de la Cámara de Comercio de Juárez, y el entonces intendente, Octavio Escobar, y el General Francisco L. Urquizo, comandante militar de Juárez, se reunieron en el cuartel militar para formular planes para darle una recepción al presidente Cárdenas.

Antes de arribar a la frontera, el presidente michoacano y su grupo de funcionarios se detuvieron en la ciudad de Chihuahua. Allá visitó la localidad de Aquiles Serdán y acudió a diversos eventos deportivos, menciona una nota de El Paso de El Paso Herald Post, fechada en mayo 16 de 1939.

Miles lo ovacionan 

Otra nota del El Paso Herald, fechada el 17 de mayo, 1939, relata que el jefe de la nación tuvo en Ciudad Juárez una recepción multitudinaria .

Cuando el presidente comenzó a descender, un soldado tocó la corneta el saludo presidencial y la banda militar, el himno nacional de México. 

Dos pasos hacia abajo, el presidente se cuadró y saludó a la derecha. Al pie de los escalones se encontraba el Gral. Francisco L Urquizo, comandante de la guarnición militar de Juárez. Se puso firme y saludó a su jefe.

La multitud, que un momento antes había estado vitoreando al presidente de México, calló para alzarse en una voz en el canto del hermoso himno nacional de México. 

A su lado, caminaba el Gobernador de Chihuahua, y del otro el Cónsul General Esparza. Otros funcionarios y una fila de soldados con cascos y bayonetas lo escoltaron 12 cuadras a través de las calles hasta la nueva escuela primaria.

El presidente Cárdenas llegó para inaugurar el Centro Escolar Revolución. Tuvo un costo de 500 mil  pesos, según mencionan las notas periodísticas de la época.

Las bandas tocaban por las calles

Dirigido por el presidente, miles de los residentes de Juárez, incluidos los miembros del Sindicato de Trabajadores, escolares de la ciudad, el estado y el ejército federal, marcharon entre soldados de línea con bayonetas caladas.

Media docena de jóvenes a través de la línea de soldado colmó al presidente confeti. El presidente sonrió y les hizo un gesto con la cabeza para quitarse los pedazos de papel y volver a marchar.

A lo largo de la línea de marcha extendió la mano para saludar a las personas en la multitud.

“¿Cómo están?", preguntó mi amigo a todos. En la Escuela de la Revolución.

El presidente se sentó en silencio en un espacio reservado para él y los funcionarios civiles y militares frente a la hermosa estructura del auditorio.

Mientras el presidente caminaba por los pasillos de la escuela hacia los auditorios, tres niños, una niña y dos niños, estaban sentados en las escaleras. La multitud empujó a los niños. El presidente se detuvo y levantó la mano, advirtiendo a la multitud que se contuviera. Se detuvo, levantó a la pequeña niña y la ayudó a salir del camino.

Con información de El Paso Times; El Paso Herald Post (Mayo de 1939), investigación hemerográfica de Guillermo Leos, ‘El El Viejo y Nuevo Cd. Juarez, Fotografia, Arte, Historia.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search