Cortesía

Terminan vacaciones

Después de tomarse unos días de descanso, luego de concluida su participación en el Torneo Apertura 2019 de la Liga MX, las Bravas de Juárez regresaron a la cancha para dar comienzo con la pretemporada

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario
miércoles, 20 noviembre 2019 | 06:00

Después de tomarse unos días de descanso, luego de concluida su participación en el Torneo Apertura 2019 de la Liga MX, las Bravas de Juárez regresaron a la cancha para dar comienzo con la pretemporada de cara al Clausura 2020.

Celeste Vidal, jugadora que antes de estar con Bravas militó en Rayadas de Monterrey, espera que las futbolistas que se integren al proyecto para la próxima campaña vengan a sumar y aportar.

“Todas las que vengan a formar parte del equipo son más que bienvenidas, conforme nos ayuden a avanzar y tener buenos resultados. Ahorita la mayoría somos de esta ciudad y estamos representando nuestros colores, por eso yo les digo a mis compañeras que no esperen a que vengan otras jugadoras a ocupar su lugar. Si en realidad buscan oportunidades deben aprovecharlas”, comentó.

Previo a comenzar con la pretemporada, David Aponte, entrenador de Bravas, aseguró que ya se tuvieron pláticas con algunas jugadoras que son de Ciudad Juárez y que juegan a nivel profesional en otros clubes, para que regresen a la frontera a representar al equipo local.

“Cada una de nosotras tenemos que dar el máximo, debemos exigirnos, porque la competencia allá afuera es mucho más y muchas están buscando oportunidades. Esto está creciendo y es proyecto a futuro, primeramente Dios que Bravas dure mucho tiempo en la Liga y que aquí todas sigamos juntas, que no se den bajas”, señaló Vidal Ybarra.

Estefanía Rodríguez, jugadora que en el Apertura 2019 intervino en 12 partidos y se mantuvo en la cancha 841 minutos, aseveró que no es fácil ganarse un lugar y tener minutos de participación en una Liga que cada vez exige más.

“No es nada fácil conseguir cinco minutos en esta Liga, la verdad. En mi caso que vengo de la universidad (UTCJ) nunca me imaginé que podía estar aquí, ya que hasta el año pasado el límite de edad era de 23 años, pero para éste se abrió el límite y pude quedarme, pero no ha sido fácil, ha ido un mundo de diferencia”, manifestó.

“Sabemos que vendrá gente nueva y en ese sentido se tiene que trabajar el doble para poder mantenernos dentro del equipo y consolidarnos”, añadió Estefanía.



MÁS DE BRAVOS