De política y cosas peores | No sólo estamos retrocediendo... | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 12 Diciembre 2018 | 

0

53

31

Secciones

Miércoles 12 Diciembre 2018 | 

0

53

31

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


De política y cosas peores | No sólo estamos retrocediendo...

Armando Fuentes
Escritor | Viernes 07 Diciembre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- "Me acuso, padre, de que anoche pequé gravemente con mi novio con las manos y la boca". Así le dijo Florilí en el confesonario al padre Arsilio. "¡Santo Cielo! -invocó el buen sacerdote-. ¡Cómo fuiste a hacer eso, desdichada! Eres celadora perpetua de la Venerable Cofradía del Fervor, portaestandarte de la Congregación de Congregantes y secretaria de la Sociedad Samaritana ¿y aún así incurriste en tales actos lúbricos manuales y bucales? ¡Insensata! Tendrás que lavarte las manos y hacer gargarismos con agua de San Serenín el Casto. En fin, dime exactamente qué fue lo que hiciste con tu novio. Pero antes déjame acomodarme bien en el asiento para oírte mejor". Explicó su pecado Florilí: "Me dijo él que si le permitía acariciarme el busto. Yo me enojé bastante. Le hice una seña grosera con las manos y con la boca le dije que se fuera a tiznar a su mamá". Un tipo le contó a su amigo en el bar Roco: "De no ser por los niños mi esposa y yo nos habríamos divorciado". El otro se conmovió: "¿Los niños les pidieron que no se divorciaran?". "No -aclaró el sujeto-. Ni ella ni yo quisimos quedarnos con ellos". Himenia Camafría, madura señorita soltera, fue a la consulta de un médico joven y galano. El apuesto doctor, después de hacer el correspondiente interrogatorio clínico, le pidió: "Desvístase por favor y acuéstese en la mesa de exámenes". "Lo haré -replicó muy seria la señorita Himenia-, pero sepa usted que está jugando con fuego". Tetonina Grandnalguier, vedette de moda, puso los ojos en don Algón, salaz y adinerado  ejecutivo. Una noche de luna llena salieron de paseo y ella le dijo a su provecto galán: "Si viera usted, don Algón, cómo me pone romántica la lana. Digo, la luna". "No sólo estamos retrocediendo: también estamos yendo para atrás". Esa frase atribuida a Babalucas es aplicable al nuevo régimen. Quienes lo integran merecerían que alguna murga les interpretara la chocarrera música de "Los cangrejos", burlona pieza que los liberales progresistas del siglo XIX dedicaban a los conservadores. Los pronunciamientos que AMLO hizo en su discurso de campaña del 1 de diciembre miran casi todos al pasado en vez de proyectarse hacia lo por venir. Sería menester que el nuevo presidente buscara el consejo de asesores que supieran de ciencia y de tecnología, pero con el drástico límite salarial que ha impuesto será difícil que se los allegue. Cuando se pagan sueldos de primera se consiguen colaboradores de primera; cuando se pagan sueldos de segunda se obtienen empleados de tercera. Es bueno regresar a los tiempos de don Benito Juárez en materia de austeridad republicana, pero no en  lo que hace a lo científico y lo tecnológico, pues en ese campo se han hecho algunos avances de ese tiempo para acá. Dar la espalda al progreso, tratar de revertir los cambios que ha traído consigo la globalización, es frenar el desarrollo del país, desaprovechar sus recursos y evitar su desarrollo. Simpliciano, candoroso doncel, se enamoró de Taisia, mujer de pródigos encantos lo mismo por la parte anterior que por la posterior. Le propuso matrimonio y ella, aunque sorprendida por la proposición, aceptó su ofrecimiento. Él le dio el anillo de compromiso, pidió su mano y mandó hacer las invitaciones de la boda. No obstante la inminencia de las nupcias ansiaba  gozar ya de las bellezas de la joven, pero no se animaba a pedir ese adelanto pues temía lastimar el pudor y recato de su inocente prometida. Le confió tal cuita a su mejor amigo. Le preguntó: "¿Crees que Taisia aceptará darme su amor antes de casarnos?". "Claro que sí -lo animó el otro-. ¿Por qué iba a hacer contigo una excepción?". FIN.             

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: