Dogma o ciencia | Opinion

Sábado 15 Diciembre 2018 | 

16

21

09

Secciones

Sábado 15 Diciembre 2018 | 

16

21

09

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Dogma o ciencia

Sergio Sarmiento
Periodista | Jueves 06 Diciembre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.— El presidente López Obrador declaró desde su campaña que quiere construir un país autosuficiente. Es una mala idea en el mundo actual, pero es su convicción: "En mi gobierno -ha dicho- vamos a producir en México todo lo que consumimos". 

En distintos momentos Andrés Manuel ha hablado de la necesidad de aumentar la producción de petróleo y de maíz; pero en su discurso inaugural frente al Congreso, tras apuntar que su gobierno evitará "afectaciones al medio ambiente", añadió: "Aprovecho para reiterar que no se permitirá el fracking ni transgénicos".

Prohibir la fractura hidráulica o los transgénicos, sin embargo, no sólo no ayudará a evitar afectaciones al ambiente, sino que las incrementará. Será, además, un obstáculo para el logro de los objetivos productivos del presidente. La afirmación, por otra parte, revela una inquietante falta de conocimiento científico. 

La caída de la producción de petróleo de los últimos años no ha sido culpa del neoliberalismo, como lo ha afirmado López Obrador, sino del gradual agotamiento de Cantarell, el yacimiento que ha aportado la mayor parte de la producción petrolera nacional desde los años setenta. Tampoco es una falta de la reforma energética, que sí ha generado inversiones cuantiosas, las cuales requieren, sin embargo, de varios años para madurar.  

Quizá veamos en el futuro un aumento en la producción de crudo en aguas someras y profundas del Golfo de México. Se han anunciado ya hallazgos significativos en los últimos meses, producto de la reforma energética; pero es poco probable que tengamos un aumento tan importante como el que promueve López Obrador sin recurrir al fracking, el cual ha permitido a Estados Unidos aumentar su extracción de manera espectacular hasta convertirse nuevamente en el principal productor de petróleo en el mundo. 

En el caso del gas natural, tan importante para la generación de electricidad y para usos industriales, la necesidad de la fractura hidráulica es todavía mayor. Tenemos enormes cantidades de gas en la cuenca de Burgos, pero requerimos del fracking para extraerlo.  

La fractura hidráulica no tiene por qué generar contaminación. Toda extracción de hidrocarburos implica riesgos, pero la tecnología del fracking ha mejorado a pasos gigantes. La extracción de petróleo de aguas profundas es, en realidad, más riesgosa para el ambiente.  

En el caso de los transgénicos, la situación es similar. La información científica disponible señala de manera contundente que los productos modificados genéticamente no dañan ni la salud ni el ambiente. El rechazo promovido por algunos grupos de interés se basa en prejuicios sin fundamento científico. Los transgénicos no necesariamente aumentan la producción agrícola, pero sí reducen el uso de plaguicidas, lo cual baja costos y daños al ambiente. La prohibición al maíz transgénico en México sólo ha beneficiado a los agricultores estadounidenses, que han exportado a México millones de toneladas anuales de maíz amarillo transgénico.  

Es muy importante que un presidente tome decisiones sobre bases técnicas y científicas y no por dogmas y prejuicios. Prohibir el fracking y los transgénicos no protegerá el ambiente, sino que lo pondrá en riesgo. Colocará además a los productores mexicanos de gas, petróleo y bienes agrícolas en una enorme desventaja frente a sus rivales extranjeros.  

Constitución

Se cumplen hoy 40 años del referéndum que aprobó la Constitución española el 6 de diciembre de 1978. El 58.97 por ciento del electorado participó y el 87.78 por ciento votó a favor. Las cuatro provincias de Cataluña aprobaron la Constitución con mayorías de más del 90 por ciento de los votos. La Constitución española fue el sustento de una de las transiciones democráticas más exitosas de la historia.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: