El antineoliberal | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 12 Diciembre 2018 | 

5

34

26

Secciones

Miércoles 12 Diciembre 2018 | 

5

34

26

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


El antineoliberal

Sergio Sarmiento
Periodista | Lunes 03 Diciembre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Las palabras cuentan y revelan ideas e intenciones. El presidente Andrés Manuel López Obrador pronunció 16 veces el término "neoliberal" en su discurso de toma de posesión. En cambio, usó "economía" cuatro veces, "revolución" dos, "democracia" y "pobreza" dos también.

El énfasis no es tan común. Cuando López Obrador habla al "pueblo" no usa el término con tanta frecuencia. En el Zócalo lo hizo solo dos veces. El mensaje del Congreso estaba dirigido, en cambio, a la clase política, para la que "neoliberal" es una descalificación.

Pero, ¿qué significa "neoliberal"? Según la Real Academia es el partidario de una "teoría política o económica que tiende a reducir al mínimo la intervención del Estado". No hay realmente diferencia con el liberal, que propugna "la libertad y la tolerancia en la vida de la sociedad" o que postula "la libertad individual y social en lo político y la iniciativa privada en lo económico y cultural, limitando la intervención del Estado y de los poderes públicos".

Para López Obrador, sin embargo, "nuestros liberales del siglo XIX" son admirables, mientras que los del siglo XXI, que buscan también una vida libre de la intervención del Estado, resultan despreciables. Los "neoliberales" que tomaron el poder en 1983 son los culpables de todos los males de México: la pobreza, la falta de crecimiento, la corrupción, incluso la diabetes. Por eso, en la Cuarta Transformación, "Haremos a un lado la hipocresía neoliberal."

López Obrador quiere regresar al pasado, al viejo PRI, pero no al de 1970 a 1982, el de Luis Echeverría y José López Portillo, cuando la economía "creció a una tasa de 6 por ciento anual pero con graves desequilibrios macroeconómicos", sino al de Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz, a los años dorados de 1958 a 1970, "cuando fue ministro de hacienda Antonio Ortiz Mena" y "la economía del país no solo creció al 6 por ciento anual sino que este avance se obtuvo sin inflación y sin incremento de la deuda pública. Por cierto, Ortiz Mena no era economista sino abogado".

El desarrollo estabilizador fue un período de avance, sin duda, pero no podemos idealizarlo. Para empezar, el mundo entero crecía a un ritmo mayor, lo que ayudó a la expansión mexicana. La población aumentaba 3.5 por ciento anual, por lo que el PIB per cápita lo hacía a solo 2.5 por ciento. Hubo disciplina financiera, porque los presidentes dejaron trabajar a Ortiz Mena (que cuando era estudiante no podía haber estudiado economía porque la carrera no existía); ni López Mateos ni Díaz Ordaz habrían cancelado el aeropuerto de Texcoco, porque Ortiz Mena les habría advertido de las consecuencias.

La economía mexicana no cargaba los lastres de hoy. Los programas sociales eran pequeños y no desviaban tantos recursos de propósitos productivos. Los niveles de bienestar eran más bajos; la economía crecía, pero el proteccionismo comercial elevaba los precios y hacía que el dinero alcanzara menos. La izquierda cuestionaba las políticas económicas de Ortiz Mena porque afirmaba que los frutos no llegaban a los más pobres.

México ha crecido menos que su potencial en las últimas décadas, pero esto no se arregla con descalificaciones ideológicas. La inversión productiva enfrenta mil y un obstáculos, que son los que debemos derribar. Pretender regresar a un paraíso dorado que nunca existió es equivocar el camino.



Cultura neoliberal

Tabaré Vázquez, presidente de izquierda de Uruguay, ha entendido el neoliberalismo de forma distinta: "La izquierda -ha señalado-- no ha sido impermeable a la revolución cultural neoliberal y ha incorporado algunos de sus elementos, como la necesidad del equilibrio fiscal, el libre comercio y la competitividad."



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: