A falta de parques, plazas comerciales | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 12 Diciembre 2018 | 

5

25

23

Secciones

Miércoles 12 Diciembre 2018 | 

5

25

23

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


A falta de parques, plazas comerciales

Daniela González Lara
Analista | Sábado 01 Diciembre 2018 | 00:01:00 hrs

La falta de espacios públicos de recreo en la ciudad ha obligado a las familias juarenses a pasar el tiempo de ocio con sus seres queridos recluidos en las plazas comerciales de la ciudad.

La necesidad de infraestructura para el deporte y el descanso en Juárez pareciera pasar a segundo plano para el gobierno municipal cuando los intereses económicos de los dueños de los estacionamientos hacen de las suyas aumentando los precios para estacionar los vehículos; para muestra, lo ocurrido días atrás con el anuncio al cobro de piso en uno de los principales centros comerciales de la ciudad y la iracunda reacción de la gente frente a dicha medida.

Es importante destacar que existen otros factores que “obligan” a las tribus juarenses a visitar estos centros a manera de pasatiempo, me refiero a temas como la inseguridad en las calles, el deficiente alumbrado público, el descuido al mantenimiento de los pocos parques en Juárez, y por supuesto el extremoso clima de la frontera que no permite estar por mucho tiempo al aire libre, sobre todo en fechas donde arrecia el frío o el calor en la ciudad.

Es por lo anterior, que el Gobierno Municipal debe exigir a estos lugares el cumplimiento al reglamento que indica que las plazas de este tipo deben contar con los cajones de estacionamiento suficientes para los usuarios que las visiten. No es dable que la autoridad, quien tampoco procura áreas de recreo para las familias gobernadas, entre en negociaciones convenencieras con los dueños de estos negocios que buscan los recovecos de la norma para seguir cobrando injustificadamente los espacios que por la vía legal ya habíamos ganado los juarenses.

Las autoridades municipales deben imponerse en esta situación específica y mostrar a los intereses de particulares que las obligaciones como comerciantes deben ser cumplidas a cabalidad, pues si estas plazas de venta existen es gracias a la visita de los consumidores.

Por otro lado, esta debe ser una oportunidad para todos y todas para que reflexionemos sobre la necesidad urgente de un plan de gobierno que incluya en el desarrollo urbano los espacios suficientes no solo para los cajones de estacionamiento para vehículos en cada una de las oficinas y plazas comerciales, que ya son muy urgentes de por sí, sino en un plan ambiental donde verdaderamente se privilegie a la naturaleza y al contacto de las familias juarenses con la misma.

Poco se sabe sobre la flora y la fauna de nuestra amada frontera, y lo poco que sabemos sobre los maravillosos cerros que tiene nuestra ciudad, tiene que ver con muertes y demás desgracias, pues la educación y el recreo en la naturaleza han quedado de lado desde hace mucho tiempo en esta ciudad, creando un caos vial en las calles, ya no solamente en las horas pico, sino problemas sociales y abusos por parte de algunos comerciantes que aprovechan la falta de estas medidas de gobierno para cobrar dinero a las familias que buscan salirse de su rutina cotidiana al menos un día por semana, por lo que mostrarse indiferente o insensible frente a las verdaderas necesidades de los gobernados, no puede ni debe ser aceptable.

Pareciera que se olvidan de otro sector importante en la ciudad que no tiene dinero para gastar en plazas comerciales y estacionamientos exclusivos, y lo que sí le sobra son necesidades de convivencia sana y segura con su familia, ¿Qué les toca entonces a las clases menos favorecidas sin la capacidad de intervenir y participar en la redistribución de la riqueza gastando los fines de semana en un centro comercial? Les toca entonces la calle, el estrés, la ausencia de descanso, la frustración por no tener dinero que gastar.

Frente a lo dicho, es claro que al momento de comenzar a ceder derechos fundamentales frente a valores económicos, comienzan a disminuir las libertades y los valores humanos. No lo permitamos.

Al contrario, exijamos a los gobiernos infraestructura que nos permita espacios seguros, limpios, donde se fomente el comercio local, artesano, donde se procure el arte, el deporte y la cultura en general, sitios donde podamos ir sin miedo con nuestras hijas, con las luces del alumbrado público encendidas y podamos pasar un rato en familia sin la necesidad de pagar estacionamientos caros o vivir con la frustración que ni siquiera eso podemos solventar. Gracias por leer, yo soy Daniela González Lara.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: