De política y cosas peores | Quién sabe qué nos espere | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 19 Octubre 2018 | 

3

22

54

Secciones

Viernes 19 Octubre 2018 | 

3

22

54

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


De política y cosas peores | Quién sabe qué nos espere

Armando Fuentes
Escritor | Viernes 07 Septiembre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- El papá de Pirulina vio cómo el galán de su hija la besaba con ignívomo arrebato pasional. Al día siguiente la reprendió: "No me gustó cómo te besaba ese muchacho". "A mí tampoco, papi -replicó Pirulina-. Pero ya aprenderá; ya aprenderá". Don Escolástico pasó a mejor vida. En la funeraria su único hijo lloraba desconsoladamente. Su mamá lo abrazó con ternura: "No llores, hijo mío. A lo mejor ni era tu padre". Una mujer llegó hecha una furia al consultorio del doctor Miltonio. Le dijo en tono airado: "Antes mi marido me hacía el amor diariamente, y en ocasiones hasta dos veces en el mismo día. Lo hice venir aquí a fin de que usted le bajara el ímpetu sexual, y ahora ya nunca se me acerca. ¿Eso es lo que hace un psiquiatra?". "No soy psiquiatra, señora -replicó el facultativo-. Soy oftalmólogo. Y lo único que hice fue graduarle lentes a su esposo". Don Añilio, maduro caballero, le aconsejó a su nieto mayor: "En la vida, hijo, hay vino, mujeres y canto. Tú concéntrate en las mujeres. Cuando tengas mi edad te sobrará tiempo para cantar y emborracharte". Los recién casados llegaron a la suite nupcial donde pasarían su noche de bodas. El novio, nervioso, no acertaba a meter la llave en la cerradura de la puerta. "Espero -le dijo su flamante mujercita- que después tengas mejor puntería".  Es muy feo darle una cachetada a un muerto, y más cuando se trata de una persona ilustre. Eso precisamente hacen los diputados y diputadas de Morena cuando en el recinto de la Cámara (cada vez más) Baja se ponen a gritar el lema "Es un honor estar con Obrador". Le dan una cachetada a Montesquieu -que en paz descanse-, autor de la célebre teoría de los frenos y contrapesos, según la cual un poder necesita tener frente a sí a otro que lo equilibre y lo detenga cuando haga mal uso de sus atribuciones. En buena parte la democracia se finca en la división de poderes, y en la independencia entre ellos. Con sus continuos vítores a AMLO los supuestos legisladores muestran que están rendidos de antemano ante el Poder Ejecutivo. Si consideramos la grosera compra de títeres del Verde para tener mayoría absoluta en el Congreso, ya se entenderá que no habrá quien limite la voluntad del futuro presidente. Con partidos así prostituidos, y con un líder que parece tener vocación de poder absoluto, quién sabe qué nos espere. Sólo una prensa libre y una ciudadanía vigilante podrán acotar al poder presidencial, que se avizora omnímodo, absoluto. Preparémonos, pues, a regresar a los pasados tiempos del "¿Qué horas son?". "Las que usted mande, señor Presidente". Un individuo fue a la consulta del doctor Ken Hosanna y le dijo: "Doctor: tengo un apetito sexual incontenible. No me puedo quitar el deseo de la mujer". Le recomendó el facultativo: "Cásese. Así ese deseo se le irá quitando poco a poco". Babalucas era asediado de continuo por un sujeto que a toda costa quería venderle un tostador de pan que funcionaba con el vapor de una caldera. Cierto día vio a través de la ventana de su casa que el insistente vendedor venía a buscarlo. Le dijo apresuradamente a su mujer: "¡Dile que no estoy!". Y se fue la cocina para que el tipo no lo viera. A poco la señora fue y le dijo: "Ya le repetí varias veces que no estás, pero no me lo cree". "Bueno -suspiró resignado Babalucas-. Pásalo, a ver si yo lo puedo convencer". Iban a bautizar al hijo de doña Letea. Preguntó el sacerdote: "¿Dónde está el niño?". "¡Ah! -exclamó ella-. ¡Ya sabía yo que algo se me había olvidado!". El ordenador le preguntó a la computadora: "¿Qué te parece si nos enchufamos, linda?". Respondió ella: "Esta noche no. Traigo un virus". "¡Lástima! -exclamó el ordenador-. ¡Ahora que traía el disco duro!". FIN. 

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: