Confianza | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 24 Septiembre 2018 | 

15

41

22

Secciones

Lunes 24 Septiembre 2018 | 

15

41

22

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Confianza

Óscar Ibáñez Hernández
Académico | Sábado 01 Septiembre 2018 | 00:01:00 hrs

Uno de los intangibles más importantes para la convivencia social es la confianza, ya que permite la colaboración desinteresada, promueve el respeto recíproco y facilita los intercambios de bienes y servicios. Quizá haya quien recuerde el cartoncito en la tienda de la esquina donde se anotaba la deuda de mandado.

Hace 23 años, Francis Fukuyama argumentaba en su libro “Confianza” que en sociedades donde existen condiciones culturales e históricas que la promueven es más fácil crear riqueza. Por otra parte, hay organismos de la sociedad que impulsan la colaboración entre personas y grupos para resolver problemas globales a partir del “poder de construir relaciones de confianza” como Synergos.

La confianza pues es una “herramienta” para el desarrollo personal, económico y comunitario, por lo que su construcción y cuidado es un “bien común”. Su condición intangible hace que muchas veces no seamos conscientes de su importancia. En realidad, somos más conscientes de su existencia cuando la perdemos…

En colaboraciones anteriores he argumentado que uno de los principales lastres para el desarrollo de Juárez es la falta de colaboración entre sus líderes, tanto sociales, culturales, económicos y políticos, probablemente la raíz de esta falta de visión y esfuerzo común la podríamos encontrar en la falta de relaciones de confianza, o en los procesos que incentivan el conflicto, el individualismo y la desconfianza.

En mi experiencia profesional, académica y de gestión pública he experimentado los resultados de construir relaciones de confianza y mantenerlas, así como también soy testigo de los innumerables fracasos, retrasos y tragedias derivadas de la pérdida de confianza y de los conflictos que se derivan de la misma.

Acusar a una persona, murmurar, o difamarla sin tener pruebas, sólo como postura política o ideológica, o incluso como fruto de una pasión descontrolada, ya sea ira, envidia, soberbia o cualquier otra incontinencia, destruye confianza, personas, familias, proyectos y cohesión social. En cualquier nivel de relación el efecto es negativo, pero cuando quienes lo hacen ejercen posiciones de liderazgo o autoridad en la comunidad, su efecto es aún más pernicioso.

Por ello es que la ética en el servicio público de cualquier tipo de autoridad debería prevenirnos de hacer acusaciones infundadas que atentan contra el bien común. Igual para los medios de comunicación que no verifican fuentes, o que no son capaces de presentar por lo menos las principales posturas distintas en un debate público lo que genera desconfianza y desunión, en lugar de construir a través de información, diálogo e incluso debate, condiciones de convivencia a favor del bien común.

El entorno político, social y económico en Juárez es abiertamente plural, entre las características que nos distinguen como población está la amabilidad, la desinhibición cultural, la tolerancia, y también la resiliencia, y a pesar de estas características, y de la pluralidad que nos enriquece, no hemos sido exitosos ni sistemáticos en la construcción de sinergias, de visiones y voluntades comunes en favor de la comunidad, porque ponemos más énfasis en destruir que en construir confianza.

Los elementos para construir confianza empiezan en la familia, en fortalecer los compromisos, las responsabilidades, el diálogo intrafamiliar, el respeto y amor primero en la pareja y luego entre todos los miembros de la familia. En el ámbito social, con la responsabilidad y calidad en el trabajo, con relaciones justas y colaborativas entre trabajadores y directivos empresariales.

En la política se construye confianza a través de la congruencia en el decir y obrar, al respetar los acuerdos, al debatir con razonamientos, argumentos y evidencia, excluyendo infundios, mentiras y especulaciones sin fundamento, también al denunciar con pruebas, al confrontar y exigir la verdad y la justicia.

Somos parte de una comunidad donde necesitamos hacer que la colaboración en base a la confianza crezca, donde requerimos ser muy cuidadosos de nuestras acciones y actitudes públicas para proteger la confianza que vayamos generando. Si logramos hacernos conscientes del valor que tiene la confianza y el respeto entre nosotros, estaremos en la ruta adecuada para construir bien común.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: