Problema estresante... | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 13 Noviembre 2018 | 

19

56

14

Secciones

Martes 13 Noviembre 2018 | 

19

56

14

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Problema estresante...

Víctor Guzmán
Académico | Miércoles 29 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

Ante el incremento de grandes concentraciones de personas en ciudades, que disputan a diario por sacar los mejores beneficios personales, aunado a las competencias laborales y ritmo de vida apresurado, surge una enfermedad que sólo puede ser controlada por el mismo afectado, denominada estrés. No importa que sea de día o noche, el ajetreo no cesa, y cada ente humano se prepara de acuerdo a sus expectativas a continuar en esta lucha; quien no sabe controlar sus presiones, enferma y sucumbe.

Esta afectación de salud está haciendo mella en un sinnúmero de personas que quizá aún no lo han detectado, trayendo consigo enfermedades que serán un lastre para llevar una vida saludable.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), México es uno de los países más afectados por el estrés, superando a China y Estados Unidos. Nombrado “burnout” o estrés laboral.

El estrés es un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento superior al normal; regularmente provoca diversos trastornos físicos y mentales. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir frustrado, furioso o nervioso.

Se dividen en dos tipos de estrés, el primero es agudo, es a corto plazo y desaparece rápidamente, lo cual ayuda a prevenir situaciones peligrosas, es un estrés que todos llevamos y surge en cualquier momento; el segundo es el estrés crónico, el más peligroso, permanece un tiempo prolongado, aparece regularmente cuando hay dificultades de dinero, un matrimonio infeliz, obstáculos en el trabajo, volviéndose un problema de salud, si no se encuentra una manera de control.  (Psic. Luis Martínez M.). 

Difícil escaparse a alguno de estos pareceres.

No sólo es la preocupación por los diversos dilemas que aquejan a la población, el estrés trae consecuencias de salud. Debiéndose conocer los síntomas para tomar cartas en el asunto, hay a quienes les afectan menos, algunos más y otros enferman en consecuencia. Cada persona le da un peso diferente a los diversos aspectos que componen su vida y contexto, surgidos por la experiencia y los valores.  

Los primeros síntomas del estrés y sin conocimiento de poseerlo son: sentir opresión en el pecho, dificultad para respirar, palpitaciones, dificultad para tragar o cierre de garganta al ingerir líquidos, tensión muscular y resequedad de boca, entre otros.

Un problema de estrés agudo, significa la afectación de la vida misma en todas sus áreas, la funcionalidad se disminuye, surge la incapacidad para enfrentar las dificultades cotidianas, donde la preocupación se convierte en un hábito.

Pre – ocupación; preocuparme antes de actuar.

Los especialistas exponen que la preocupación es innecesaria y desgastante cuando el problema no tiene solución, o cuando en las manos del afectado no está el remedio.

Por ello es importante diferenciar si hay situaciones que el estresado puede controlar, modificar o simplemente no hay nada que hacer; ante ello el cambio de actitud y manera de pensar es necesario para modificar la percepción del problema. (Psic. Arlet Annet).

La preocupación va en aumento, en la existencia del ser humano, siempre ha estado ligado a las presiones y problemas constantes, es una vorágine que sólo termina de forma individual con la extinción de la vida, cada quien sabe lo que lleva cargando en el morral, y cómo enfrenta las vicisitudes.

Las muertes por consecuencia del estrés provienen de enfermedades como presión arterial alta, insuficiencia cardiaca, depresión, ansiedad etc. Es algo que sigue aumentando y prende las alarmas.

Los casos de visita al médico buscando respuesta a un padecimiento desconocido, después de haberse realizado estudios de sangre y orina, y no encontrando problema alguno en esos estudios, dan como resultado que el único problema es el estrés. Un problema personal que el único encargado de modificar los hábitos y la sanación es la misma persona.

Debemos comenzar con algo, los ejercicios de respiración son un aliado para bajar los niveles de estrés. 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: