Consulta sobre el nuevo aeropuerto | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 22 Septiembre 2018 | 

18

57

37

Secciones

Sábado 22 Septiembre 2018 | 

18

57

37

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Consulta sobre el nuevo aeropuerto

Sixto Duarte
Analista | Martes 28 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

En mi participación del pasado 20 de junio de 2017 (“Voy derecho, no me quito”), mencionamos las responsabilidades de los gobiernos en democracias representativas como la nuestra. Referimos diversos ejemplos en que las decisiones populares y mayoritarias, han sido erróneas en otras latitudes: Brexit, NO en Colombia, la invitación de Peña Nieto a Trump cuando éste último era candidato, etcétera.

En su actuación, los gobiernos deben tomar decisiones complicadas todos los días. Algunas decisiones deben ponerse a consideración del pueblo. Otras, las impopulares pero necesarias o las que revistan algún carácter técnico, deben ponerse a consideración únicamente de especialistas y en virtud de ello, tomar decisiones. Aquellas que toma el “pueblo sabio”, como muchos populistas le llaman a sus electores, no son infalibles, y pueden resultar equivocadas la mayoría de las veces.

Menciono este antecedente por la postura populista en que en el Gobierno entrante de López Obrador pretende someter a consulta pública el destino de un proyecto de infraestructura tan importante como es la construcción del aeropuerto.

Desde que se encontraba en precampaña, López Obrador fijó su postura respecto a la construcción del nuevo aeropuerto. No sabemos a ciencia cierta si tomó en consideración algún aspecto técnico, pero el principal señalamiento para oponerse a dicho proyecto fueron acusaciones de corrupción, mismas que a la fecha no han sido debidamente documentadas. Lo que nunca puso en entredicho fue la imperiosa necesidad que existe de crear alternativas al actual aeropuerto, mismo que se encuentra operando al tope de su capacidad.

López Obrador encontró tierra fértil en un tema en que la mayoría de los mexicanos –en un país tan desigual como el nuestro– no tiene la posibilidad de viajar en avión. Sin embargo, la construcción del aeropuerto no atiende a un objetivo elitista, como él ha intentado hacer ver, sino a un plan de infraestructura necesario para una de las ciudades más grandes del mundo.

La alternativa que propone López Obrador es construir una terminal más chica en la Base Militar de Santa Lucía, misma que se encuentra a casi 50 kilómetros del centro de la ciudad, mientras se mantienen las operaciones en el aeropuerto actual. Diversos informes técnicos han resuelto que ese proyecto sería inviable, en virtud que no permitiría operaciones simultáneas entre ambas terminales. El premio a la declaración más torpe del mes, es para aquella que dio el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú. El académico dijo que sería viable construir la nueva terminal en Santa Lucía si se reducían las frecuencias de vuelos. ¿Qué no se trata de incrementar las frecuencias pues el actual está superado? Como diría el dicho popular, denle dos medallas, una por inepto, y otra por si se le pierde.

La viabilidad o no de la construcción del nuevo aeropuerto debe ser debatida entre especialistas en la materia. Menos del uno por ciento de la población entiende cuestiones relativas a patrones de espera, planes de aproximación, densidad del aire, topografía, compactación del suelo, altitud y otros parámetros que deben ser tomados en cuenta al momento de construir o no un aeropuerto. El pretender someter un proyecto de tal envergadura a la decisión de un pueblo que, no solamente no es experto en aeronáutica, sino que además lee menos de medio libro al año (estoy seguro que ese medio libro no corresponde a temas de infraestructura aeroportuaria) es una decisión profundamente irresponsable.

El tema del aeropuerto no es un tema que afecte exclusivamente al Valle de México, pues es un tema que atañe a todo el país. El nuevo aeropuerto no es únicamente la puerta de entrada de México, sino también puede ser la de América. El nuevo aeropuerto competirá con el Aeropuerto Intercontinental de Houston, el de Tocumen en Panamá o El Dorado en Bogotá como hub regional, conectando Europa o Asia con América.

Aquellos que dicen que la consulta es una nueva forma de hacer política, pues estábamos acostumbrados a que decidieran por nosotros, les pregunto lo mismo que se ha ventilado en otros medios: ¿Por qué no nos preguntan entonces si estamos de acuerdo en el nombramiento de Bartlett? ¿Por qué no consultan si queremos el tren maya? ¿Qué tal si nos consultan cuál debe ser el precio de la gasolina? ¿Por qué no nos preguntan si estamos de acuerdo en seguir pagando ISR e IVA?



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: