El 'virus educativo', it's back | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 19 Septiembre 2018 | 

3

21

39

Secciones

Miércoles 19 Septiembre 2018 | 

3

21

39

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


El 'virus educativo', it's back

Gerardo Cortinas Murra
Analista | Lunes 27 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

La sorpresiva liberación de la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, liberó los demonios de la retrógrada política magisterial en México. Los primeros cuestionamientos recayeron en los sistemas de procuración e impartición de justicia como el más caso más reciente de la utilización del sistema penal como instrumento de ejecución de venganzas políticas.

Recordemos que la carrera política de Elba Esther data desde la década de los 70: ha sido en varias ocasiones diputada federal, y senadora de la República; lo que le permitió tratar de cerca a los principales actores de la política nacional. Como militante del PRI, llegó a ocupar el cargo de Secretaria General de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares y la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional. En el año 2006 fue expulsada del PRI.

Desde el SNTE, Elba Esther inició una estrategia para ‘formalizar’ la actividad electoral del gremio magisterial. En el 2002 logró el registro de la asociación política nacional “Asociación Ciudadana del Magisterio”. Tres años después el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) le otorga el registro al Partido Nueva Alianza (Panal) como partido político nacional. En las elecciones federales del 2006 y 2012, postula candidatos presidenciales.

En febrero del 2013, Elba Esther fue detenida por elementos de la Procuraduría General de la República, por el delito de operación con recursos de procedencia ilícita. Diez años después, un juez federal le concede un amparo por considerar que la PGR “fundamentó mal el expediente y vulneró su derecho del debido proceso”. Hace unos días, fue absuelta de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

Tomando en cuenta los antecedentes antes narrados, en esta ocasión, nos corresponde señalar la corrupción del virus educativo ‘Elba Esther’. Para ello, debe tenerse presente que en el año 2008 se firmó el compromiso llamado ‘Alianza por la Calidad de la Educación’, en el que se propuso al gobierno federal “crear el examen nacional de ingreso a la SEP y de esta forma eliminar la venta de plazas magisteriales”.

De igual manera, es oportuno destacar la eterna mentira del SNTE: “somos una organización proactiva y comprometida con sus agremiados, con la educación pública de calidad y con la sociedad”. Y que, a lo largo de su existencia ha llevado a cabo, una “diversidad de programas y proyectos altamente valiosos”.

La realidad es otra: durante décadas, los gobernantes priistas y panistas han utilizado al gremio magisterial como una organización que canaliza (coopta) el voto de los maestros. La carrera política de miles de maestros, entre ellos Elba Esther, acredita que los cargos públicos se conceden a los pseudolíderes magisteriales como una compensación por sus ‘méritos’ electorales.

Al extremo de que en el año 2007, el Consejo Nacional del SNTE –en una sesión privada– modificó los Estatutos para crear una ‘Presidencia Vitalicia’ a la medida de los caprichos de Elba Esther; y así, contar con las facultades para ejercer el control absoluto al interior del SNTE. Entre los artículos reformados, destaca el siguiente:

ART. 76. La Presidencia del SNTE, es el máximo Órgano permanente de Gobierno Sindical, ejerce la representación legal del Sindicato; es la responsable de coordinar a todos los demás Órganos Permanentes de Gobierno Sindical y contribuir al fortalecimiento de la educación pública, laica, gratuita, obligatoria y de calidad con equidad.

Ahora bien, la interrogante que se plantean la mayoría de los analistas políticos es cuál será el impacto político, a corto y mediano plazo, que representa la liberación de ‘La Maestra’; hoy, sin un partido político incondicional (Panal) y un PRI en ruinas. A mi parecer, las declaraciones de Elba Esther, de la ‘Reforma Educativa’, tienen un claro mensaje: El voto del magisterio tiene un precio, ofrezcan señores…

Por último, una pregunta ociosa: ¿Cuál ha sido la aportación de ‘La Maestra’, en el fortalecimiento de la educación pública en México? Imagino la respuesta de nuestros lectores: “Lic. Cortinas Murra, no haga preguntas estúpidas…”



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: