De política y cosas peores | Ninguna corriente se le podrá oponer | Opinion

Martes 18 Septiembre 2018 | 

13

52

32

Secciones

Martes 18 Septiembre 2018 | 

13

52

32

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


De política y cosas peores | Ninguna corriente se le podrá oponer

Armando Fuentes
Escritor | Viernes 24 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- "¿Hacemos el amor?". La linda chica no respondió a la pregunta que su novio le hizo. "¿Qué te pasa? -le preguntó el galán-. ¿Estás sorda?". Replicó ella: "¿Y qué te pasa a ti? ¿Estás paralítico?". Pepito dijo sus oraciones de la noche: "Por favor, Diosito, haz que mi papá me compre la bicicleta que le pedí. Y me permito recordarte que no es la primera vez que te trato este asunto". La esposa de cierto político tenía amistad con la de un diplomático oriental. Un día le comentó: "Mi esposo anda muy tenso. El próximo mes tendrá una elección". La esposa del diplomático se desconcertó. "¿Y pol qué esa tensión? -quiso saber-. Mi malido tiene una elección todas las noches, y anda tan tlanquilo". Don Chinguetas gritó en la orilla de la playa: "¡Mi esposa se está ahogando! ¡Daré 100 mil pesos al que la salve!". Un lanchero se arrojó a las olas y trajo a la señora sana y salva. Al verla exclamó con asombro don Chinguetas: "¡No es mi esposa! ¡Es mi suegra!". "Ah, caramba, señor -se consternó el lanchero-. ¿Cuánto le debo?". Un tipo iba corriendo por la calle en camiseta y calzoncillo. Otro que corría también le preguntó: "¿Entrenamiento para el maratón?". "No -respondió el tipo-. Marido que llegó temprano". En medio de dos tendencias se halla López Obrador. Una lo lleva a la derecha, según se ha visto en sus acercamientos con los empresarios. La otra, de izquierda radical, le reprocha esa luna de miel convertida en matrimonio y le pide que cumpla las promesas en que fincó al principio su campaña, entre ellas la cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. Difícil será para AMLO conciliar los dos extremos. Por un lado ha hecho demasiados ofrecimientos populistas que sus seguidores de la izquierda se encargarán de recordarle; por el otro la realidad hará difícil, cuando no imposible, que pueda cumplir algunos de sus compromisos. En todo caso no habrá enfrentamientos entre él y sus partidarios. Si alguien tiene oficio político es López Obrador, y su fuerza es tal que ninguna corriente dentro de su gobierno o su partido se le podrá oponer. La voluntad del presidente se impondrá siempre, y sólo la sociedad civil lo acotará si en sus acciones se aparta de la ley y trata de imponer la suya. Ante la posibilidad -peligrosa posibilidad- de un personalismo autoritario es necesaria la presencia de ciudadanos libres y pensantes que mantengan una actitud crítica frente al poder, especialmente cuando éste se muestra demasiado poderoso. Aquel antropófago no se portaba bien. Todos los días se embriagaba con agua de coco fermentada; reñía con los demás caníbales y perseguía a las mujeres de la tribu. Su esposa le comentó a una amiga: "No sé qué hacer con mi marido". Le ofreció la otra: "Si quieres te presto mi recetario". Ovonio Grandbolier, el hombre más haragán de la comarca, veía en la tele el partido de futbol. Tenía una lata de cerveza en cada mano. Su mujer le preguntó por qué. Respondió Ovonio: "El médico me recomendó llevar una dieta balanceada". Siguen ahora dos absurdos cuentecillos breves. "¿Por qué estás tomando clases de tenis?". "Porque ya me cansé de ser zapato". "¿Por qué Laurencio ya no anda en su moto?". "Porque cayó con ella en una laguna y no la ha podido sacar". "Ha de ser Honda". Don Poseidón tenía tres vacas. Todos los sábados, temprano en la mañana, las llevaba en su carretón de mulas a hacer una visita al toro semental. Uno de esos sábados don Poseidón se levantó más tarde que de costumbre. Lo que vio al salir de su casa lo dejó estupefacto: dos de las vacas se habían subido ya al carromato, y la tercera estaba unciendo a las mulas. FIN. 

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: