La articulación de las estrategias sociales | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

16

03

22

Secciones

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

16

03

22

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La articulación de las estrategias sociales

Verónica González
Analista | Martes 21 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

Hace un par de meses un conocido mío, Juan Camilo Cock, me obsequió un libro que contiene experiencias exitosas sobre prácticas de programas enfocados a la reducción de la pobreza y los efectos que ésta tiene para los habitantes de zonas marginadas. En el texto “Los malabares de la pobreza” los testimonios de los beneficiarios de la estrategia Territorios de Inclusión y Oportunidades (TIO), los actores principales dialogan sobre los beneficios de un programa social, los efectos positivos en su entorno cercano y en sus familiares.

La estrategia TIO (1) es una iniciativa que desde el año 2012, se implementa en la ciudad de Santiago de Cali, Colombia. Ha permanecido a lo largo de dos administraciones enfocando su ámbito de actuación en comunas que están consideradas en el Plan de Desarrollo Municipal como zonas de rezago, pobreza y que presentan problemáticas sociales.

La priorización de las zonas de atención para la implementación del Programa TIO está fundamentada en diez factores: número de homicidios, mortalidad infantil, desnutrición infantil, casos de dengue, chikunguña y zika, deserción escolar, número de personas con aseguramiento en el régimen subsidiado, escasez de equipamientos deportivos, culturales, educativos y ambientales, desempleo, número de personas víctimas del conflicto armado y número de personas en proceso de reintegración.

Estos indicadores sirven para dar una atención focalizada a cada habitante de las comunas, incidiendo en una mejora de la calidad de su vida. Los testimonios son impactantes; jóvenes que se incorporaron a las filas del crimen organizado, que vieron morir a sus hermanos, familiares, amigos y cómo manifestaron la intención de un cambio trascendental en su vida. Padres de familia desesperados por las condiciones de vida de sus hijos, sin tener mucho que ofrecer derivado de sus limitaciones laborales.

Esta lectura me obligó a hacer un par de reflexiones, la primera en el sentido de la real preocupación por la población más vulnerable, por ser factores de cambio y trascender con un legado más humano que material, ejemplo de personas que buscaron en el bien común un lugar del bien propio son muchas, pero aún faltan más Martín Luther King que velen por los intereses públicos tratando de cerrar la brecha entre las inequidades estructurales de los sistemas impuestos por el Gobierno y la sociedad.

La reflexión también se deriva de mi columna anterior (7 de agosto), donde propicio a que hagamos un análisis personal de la incidencia de nuestras acciones y cómo desde nuestro entorno más cercano podemos motivar un cambio realmente efectivo y benéfico a esta ciudad que tanto lo necesita. Tomando la responsabilidad que a cada uno nos corresponde por el simple hecho de ser ciudadanos de Juárez.

La segunda reflexión se fundamenta en otro nivel de actuación, el gubernamental. Para que este tipo de programas y proyectos con beneficios sociales permeen y trasciendan a distintas administraciones, las autoridades gubernamentales deberán dejar de lado sus pretensiones particulares y realmente velar por el bienestar de la población.

La estrategia TIO teje un entramado con diversas entidades del ayuntamiento de Cali, y considero que es un factor clave del éxito de estas iniciativas, que dentro de la estructura municipal cada dependencia asuma el rol que las atribuciones legales les otorga y que de forma conjunta se construyan programas fundamentados en evidencias que contundentemente puedan incidir no sólo en la reducción de la pobreza, sino también en la construcción de una ciudad más segura, menos violenta y más integrada.

La administración municipal siguiente tiene un reto enorme en frente, sin duda Ciudad Juárez tiene instituciones, organizaciones, civiles que a título propio podemos construir una mejor ciudad, trayendo experiencias exitosas, que mejoraron la vida de otras personas. Hace poco escuché que en Juárez ya se tenía conocimiento vasto sobre los modelos implementados en Colombia, pero si esa aseveración es cierta, ¿qué ha faltado para que la ciudad y sus habitantes muestren un real cambio? La reflexión personal es importante, pero pasemos de las letras a las acciones, la ciudad lo necesita, sus habitantes, sus niños y los que vendrán. El reto aquí está ¡accionémonos como sociedad!

(1) Para mayor información consultar la Estrategia en http://www.cali.gov.co/preguntas-frecuentes/13008/estrategia-tios/



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: