'Cálmate mi amor', la nueva modalidad en secuestros | Nacional

Nacional

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 15 Octubre 2018 | 

4

48

33

Secciones

Lunes 15 Octubre 2018 | 

4

48

33

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


'Cálmate mi amor', la nueva modalidad en secuestros

El Diario de Juárez | Lunes 24 Septiembre 2018 | 13:15 hrs

 |

|

Lejos de disminuir, los casos de violencia en la Ciudad de México contra las mujeres siguen incrementando, y lo más alarmante de todo es que cada vez son más los modus operandi a los que recurren los secuestradores con tal de cometer la agresión tanto física como verbal.

Dos casos muy similares son los que se acaban de destapar en redes sociales, pues dos mujeres escribieron sus lamentables experiencias con el fin de alertar a las mujeres con respecto a esta nueva forma de secuestro: ‘Cálmate, mi amor’.

Diana y su "novio" en Santa Fe

La joven se probaba prendas en una tienda el Centro Comercial Santa Fe, cuando salió fue interceptada por un hombre de aproximadamente 40 años, quien lucía un traje. La tomó del brazo y comenzó a platicar con ella como si la conociera; cuestionó por qué no se había comprado el pantalón que se probó. Al ver la actitud del secuestrador, Diana intentó safarse sin conseguirlo. Siguieron avanzando hacia la salida; mientras ella gritaba y pedía ayuda, todos veían cómo el intentaba calmarla con un: “Vamos afuera, estás haciendo todo un drama. Todos nos ven, qué vergüenza”.

“La gente me miraba como si estuviera loca”, escribió ella.

Un policía se acercó a preguntar si estaba todo bien; sin embargo, se dirigió a él ignorando por completo los gritos de ella.

Al llegar a la salida del estacionamiento se acercaron dos jóvenes a ellos y preguntaron si todo estaba bien. Según el relato de Diana, el secuestrador seguía en su papel: “Lo siento mucho, es mi pareja, está molesta y ya saben cómo son; es asunto de dos”.

Para fortuna de la joven, los jóvenes la defendieron nuevamente asegurando que aunque fuera su pareja no tenía ningún derecho a llevársela si no quería. Llegaron tres hombres más, entre los cinco safaron la del secuestrador, quien se alejó diciendo “Está bien, si eso es lo que deseas vete, mañana se te pasará el coraje y platicamos. Cuídate”.

Diana regresó a la plaza; sin embargo tuvo que quedarse ahí durante un largo tiempo, pues su secuestrador seguía afuera esperándola.

Yos estaba trasbordando en la línea azul del metro Taxqueña al tren ligero (ruta que recorre diariamente a su trabajo) cuando escuchó que alguien detrás de ella le dijo en voz alta: “No te enojes, mi amor, deja de hacer berrinches. Una vez que la forzó a entrar a la cabina del vagón del tren, fue una señora la que se percató que algo no estaba bien con la joven.

“Creo que ella vio que me moría de miedo, y cuando él me jaló empecé a decir que no lo conocía; que me soltara y empecé a gritar. La señora me jaló hacia ella y él se bajó dos estaciones después. Le dije al policía lo que pasó, y la señora me dijo que me dejaría en mi trabajo”, escribió la víctima en su cuenta de FB.

Lo alarmante del caso no es solo el hecho del secuestro, sino la “normalidad” con la que los demás pueden ver un acto como este, pues lejos de defender a las víctimas ignoran por completo un grito de ayuda sin pensar que de ello podría depender la vida y la seguridad de alguien.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Causan narcos en Sinaloa desplazamiento
Reforma | 00:01 hrs

Al menos 295 familias de siete pueblos de Badiraguato fueron desalojadas de sus territorios





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: