Nacional

Se pronuncia Peña Nieto contra legalización de mariguana

Agencias

2012-11-27

Washington— La legalización de la mariguana en Washington y Colorado crea "distorsiones" en Estados Unidos que podrían tener un "impacto" en América Latina, por lo que se requiere un "debate hemisférico" sobre la materia, dijo el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, a la revista Time.

La aprobación del uso recreativo de la mariguana en dos estados norteamericanos "crea algunas distorsiones e incongruencias, dado que (la legalización estatal) entra en conflicto con el gobierno federal", dijo Peña Nieto en una entrevista con Time de la que la revista adelantó hoy un extracto, coincidiendo con el encuentro del mexicano con su par estadounidense, Barack Obama, en la Casa Blanca.

"Eso impactará en la manera en que México y otros países en el hemisferio responden", agregó Peña Nieto. Entre las preguntas que surgen de la decisión de Washington y Colorado, Time destacó cuestiones como hasta qué punto deberían las fuerzas de seguridad latinoamericanas seguir arriesgando sus vidas para interceptar marihuana en la frontera si al otro lado de la misma se pueden adquirir de forma legal, o si incluso México debería también legalizar su consumo.

Algo a lo que Peña Nieto, en lo que consituyen sus primeras declaraciones públicas sobre el tema desde que se aseguró la presidencia mexicana que asumirá este sábado, se opone.

"Personalmente, estoy en contra de la legalización (...) no creo que sea la ruta correcta", declaró.

Con todo, continuó en la entrevista, medidas tendentes hacia la legalización de la marihuana "sin duda alguna" tendrán algún tipo de impacto en la estrategia contra las drogas seguida en las últimas cuatro décadas, por lo que "se abre un espacio para replantearnos nuestra política" antidrogas, dijo Peña Nieto.

"Abre un debate sobre el curso que debería tomar la guerra contra las drogas. No significa necesariamente que el gobierno mexicano vaya a cambiar de pronto lo que está haciendo (...) pero estoy a favor de un debate hemisférico sobre la eficacia de la ruta de la guerra contra las drogas que hemos seguido", explicó.

El tema de la guerra contra las drogas ocupará una buena parte del encuentro que Peña Nieto y Obama celebrarán este martes en la Casa Blanca, en el marco de la visita relámpago que el presidente electo realiza a Estados Unidos y Canadá antes de asumir el cargo, tal como es tradición con los gobernantes mexicanos.

Obama y Peña Nieto tienen previsto encontrarse durante alrededor de una hora este martes en la Casa Blanca.

En la reunión participarán también altos miembros del gabinete estadounidense, entre ellos el vicepresidente Joe Biden y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, así como miembros del equipo del mexicano, como el coordinador general del equipo para la transición gubernamental, Luis Videgaray; el coordinador general de política y seguridad, Miguel Ángel Osorio Chong, y el vicecoordinador de asuntos Internacionales, Emilio Lozoya.

Además del tema del narcotráfico, ambos líderes "tocarán temas relativos a economía, empleo, migración y seguridad, entre otros tópicos", según había adelantado la oficina de comunicaciones del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Peña Nieto.

En la entrevista con Time, realizada este mes en Ciudad de México, Peña Nieto manifestó su interés de presentar también su país a Obama como una democracia eficiente.

"México ha demostrado que es una fuerte democracia electoral, ahora tenemos que construir una democracia que produzca mejores resultados", declaró.

Ambas partes también esperan que la inmigración, especialmente la reforma migratoria que Obama ha prometido volver a intentar en el primer año de su segundo mandato, que comienza en enero, ocupará un espacio en la agenda de ambos mandatarios este martes.

"Creo que la reforma migratora es un compromiso del gobierno de Obama, especialmente dado que le da una oportunidad de responder a la gran demanda expresada por los votantes hispanos", dijo al respecto Peña Nieto a "Time".

El 71 por ciento de los votantes hispanos respaldó a Obama en las elecciones del 6 de noviembre en las que logró su reelección, en buena parte gracias al apoyo masivo de minorías como la latina.

De acuerdo con Peña Nieto, esto constituye además uno de los motivos por los que México y Estados Unidos pueden ir más allá de la guerra contra las drogas y "empezar a centrarse de nuevo en cuestiones de prosperidad", subrayó.

Además del encuentro en la Casa Blanca, Peña Nieto tiene previsto entrevistarse hoy con la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, así como con la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, o el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, entre otros.

X