Local

Caso de lesiones enfrenta a juez y Ministerio Público

Blanca Elizabeth Carmona
El Diario

2014-12-26

Una discusión entre un Tribunal de Garantía y una agente del Ministerio Público ocurrió en una audiencia judicial al momento de verificar si era legal o no el arresto de tres personas acusadas de encajar un cuchillo en la frente de un civil.
Aunque un testigo de los hechos reconoció a los acusados, al final quedaron en libertad, porque el juez Guillermo Gómez Cortés consideró que la fiscal Susana Montes Pérez no hizo la clasificación jurídica ni un análisis técnico de lo ocurrido.
Además de que la fiscal fue multada con 100 salarios mínimos –casi 7 mil pesos–, estuvo a punto de ser arrestada por interrumpir en múltiples ocasiones al juez quien visiblemente molesto y a gritos dio la orden de dar aviso al fiscal general del Estado, Jorge González Nicolás, sobre la actuación de la representante social.
La audiencia estaba anunciada para tratar un homicidio en grado de tentativa, pero conforme avanzó se indicó que se trataba del delito de lesiones.
Cuando Gómez Cortés le preguntó a la fiscal cuál era la intervención de los dos acompañantes de Mario Guillermo Longoria Carrillo, quien presuntamente hirió con un cuchillo la víctima, Montes Pérez respondió que Luis Ernesto Longoria Carrillo y Claudia Lorena Chong Ramírez, viajaban en el mismo vehículo que el posible agresor y le dieron auxilio para que él se diera a la fuga.
Entonces el juez indicó “da por hecho que ellos sabían”… “así nomás”.
“Si usted considera que no están para controlarle usted es el que va a resolver. Nosotros se los estamos poniendo a su disposición…”, respondió la fiscal sin poder terminar porque el juez la interrumpió para expresar: “Me deja hablar, la voy a percibir conforme al 33 fracción primera, al rato le voy a poner una multa, le voy a dar conocimiento a su superior jerárquico.
“Usted habla cuando el juez lo permite, aquí el que lleva la audiencia es el juez, no usted. Usted habla cuando le diga el juez ¿le queda claro eso?”.
La discusión fue subiendo de tono al grado que el juez le gritó en varias ocasiones a la representante social “cállese”, pero la agente del Ministerio Público continuó alegando y en cierto momento trató de sanear la omisión de no haber citado a tiempo el tipo de lesiones que sufrió la víctima Bernabé de Jesús Suárez, quien se encuentra hospitalizado en la clínica 6 del IMSS pues la hoja del cuchillo le quedó incrustada hasta donde inicia el mango. 
“Es increíble que ante sus omisiones todavía quiera echarle la culpa al juez”, dijo Gómez Cortés.
“No hice ninguna omisión, estamos en un control de detención, yo le dije que había (lesiones) con gravedad”, refutó la fiscal al interrumpir al juez cuando él estaba resolviendo.
“A ver, se calla por favor, le pongo una multa de 50 salarios mínimos a la señorita y aviso ante el superior jerárquico”, indicó molesto el juzgador. 
“Usted también tiene que hablarme con respeto”, contesto la fiscal.
“Sí le estoy hablando con respeto, nada más que estoy resolviendo, usted no tiene por qué interrumpirme; no le di la palabra, el que lleva la audiencia soy yo.
“Entonces declaro de ilegal la detención realizada por la señorita Susana Montes Pérez. Aparte una multa de 50 salarios mínimos…”, dijo el juez sin poder terminar, pues la fiscal comenzó a hablar y ambos se arrebataban la palabra y trataban de imponer su voz.
Después Gómez Cortés le indicó al agente de la Policía Procesal que lo auxiliara a sacar a la fiscal de la sala si continuaba interrumpiéndolo, ante lo cual la representante de la sociedad dijo “como quiera”.
Luego el juzgador explicó que la agente del Ministerio Público daba por hecho que se iba a declarar de legal el arresto y en la siguiente etapa podría dar a conocer la clasificación de las lesiones al creer que el juez estaba de adorno, no es competente e iba a solapar sus errores.
“Le estoy resolviendo de ilegal usted me está interrumpiendo… le voy a decir más todavía de su retención, se está determinando de ilegal por la omisión, primero de que no hay calificación jurídica que me determine que ustedes merecieran estar retenidos por 48 horas o más todavía, si no hay una clasificación jurídica que me tiene que decir el órgano técnico en esta etapa, no sabemos si va a haber formulación de imputación, el MP da por hecho que vamos a formular imputación o sea venimos deoquis al control”, acusó Gómez Cortés.
“Estoy para administrar justicia y verificar el respeto a los derechos humanos no para recibir groserías del Ministerio Público, omite con falta de técnica jurídica”, acotó.
El juez dijo que ante todo eso era procedente poner inmediatamente en libertad a los dos hombres y la mujer en cumplimiento al debido proceso.
Por su parte, el vocero de la Fiscalía General del Estado zona Norte, Arturo Sandoval Figón, indicó que la institución no comparte la opinión del juez Guillermo Gómez Cortés puesto que era un control de detención y la fiscal no tenía porque aportar datos sobre la clasificación jurídica de las lesiones, sólo debía probar que había flagrancia en la presunta actuación ilegal de los tres detenidos.

X