Local

Asesinan al abogado Salvador Urbina

Staff
El Diario

2014-05-26

El abogado Salvador Urbina Quiroz, uno de los principales líderes de su gremio y colaborador de medios de comunicación, fue asesinado a balazos ayer por la tarde cuando se encontraba dentro de su despacho en la calle Melquiades Alanís, en la colonia Partido Díaz.
Junto con el litigante fue privado de la vida uno de sus colaboradores, identificado como César Cordero, quien también fungía como juez de Barandilla en la actual administración municipal.
De acuerdo con testigos de los hechos, el ataque fue cometido por dos hombres de aspecto joven, quienes arribaron en una camioneta pick up negra y tras descender ingresaron al despacho y pidieron ser atendidos por Urbina.
Tras preguntar si tardarían mucho en llegar su turno, sacaron armas cortas para amagar a la secretaria y a otro de los colaboradores del abogado.
Después uno de ellos ingresó a la oficina privada donde se encontraba el litigante en una reunión y tras preguntar quién era Urbina y no obtener respuesta, disparó en contra de las dos personas.
Los pistoleros huyeron del despacho, mientras que los empleados solicitaron la intervención de la Policía y de una ambulancia.
El ataque fue reportado alrededor de las 5:20 de la tarde y motivó movilización policiaca de corporaciones de los tres niveles de gobierno.
También paramédicos de Rescate acudieron a atender a las víctimas, pero ya no pudieron hacer nada por salvarles la vida.
Momentos después dos hombres fueron detenidos como sospechosos, pero hasta el cierre de esta edición la Fiscalía General del Estado (FGE) no había oficializado su arresto ni confirmado si tenían relación con el crimen.
Tras el doble homicidio la avenida Melquiades Alanís fue cerrada a la circulación por la FGE y el levantamiento de evidencias, así como el de los cuerpos de las víctimas, se prolongó por más de dos horas.
En ese lapso arribaron al lugar familiares, colegas, compañeros de trabajo y amigos de las víctimas.
Uno de los hijos de Urbina se dirigió a los medios de comunicación para señalar que “Chavita”, su padre, había sido amenazado en numerosas ocasiones durante el periodo más violento por el que atravesó la frontera, sin embargo, siempre se resistió a abandonar la ciudad y aunque se retiró en una ocasión, regresó a seguir con su actividad.
“Era un hombre que siempre combatió la injusticia, fue amenazado muchas veces pero se negó a dejar la ciudad. Era el único que combatía la injusticia”, dijo consternado, con llanto y con la tristeza reflejada en su cara.
Salvador Urbina Quiroz fue colaborador de El Diario de Juárez en el año 2004 y 2005. También colaboraba en medios de comunicación electrónicos.
Como abogado lideró la Barra y Colegio de Abogados de Ciudad Juárez en múltiples ocasiones, y fue vicepresidente y secretario ejecutivo de la Confederación Mexicana de Colegios y Asociaciones de Abogados.
También fungió como subdirector del Cereso estatal, hoy penal federal.
Como líder de opinión mantuvo una postura crítica a los diversos órdenes de gobierno, en particular por el papel que jugaron las autoridades para combatir la violencia, por lo que era de los especialistas en derecho más consultados por la prensa de Ciudad Juárez.
En abril del 2011 se vio obligado a huir de esta ciudad y y refugiarse en Estados Unidos luego de que la Policía Federal le pidió exiliarse ya que tuvo conocimiento de un complot para asesinarlo por parte del crimen organizado.
En aquella ocasión Urbina envió una carta a los medios:
“Es difícil huir de tu ciudad, de tu gente, de mi trabajo y lucha de mis ideales en defensa del estado de derecho así como el restablecimiento a la paz y tranquilidad social a la que tenemos derecho y lo peor es que huyes sin haber hecho absolutamente nada malo, al contrario lucho por sacar a Juárez de esto, un delincuente sabe que hizo mal, que robó, mató, defraudó, que lo busca la ley o los malandros y huye por su vida o no caer en la cárcel, pero dramático es huir sin haber cometido delito o hecho algo malo”.
Después regresó y permaneció en Juárez hasta ayer, cuando fue asesinado. (Staff/El Diario)
redaccion@redaccion.diario.com.mx

X