Local

Ponen agentes encubiertos en ruteras; temen más ataques

M. Orquiz / A. Villegas
El Diario

2013-09-01

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), abordan como “encubiertos” de manera aleatoria las unidades de transporte público, luego de que se diera a conocer la existencia de una mujer que está ejecutando choferes.
“Todos los días se han ido con nosotros, pero de todos modos vamos espejeando. Andan encubiertos, pero no se suben a todos los camiones”, dijeron los conductores.
La autollamada “Diana, la cazadora de ruteros”, ha asesinado a dos choferes de la Línea 4-A.
“Para nosotros que andamos arriba de los camiones sí está difícil. Anda uno con el temor, pero uno tiene que trabajar”, refirió un conductor de una unidad de la ruta 4-A.
El mensaje dado a conocer a través de las redes sociales por una persona que afirma ser la supuesta asesina de los dos conductores, llamó la atención de las autoridades ya que contiene información que coincide con la hipótesis que se formularon antes de que el escrito fuera dado a conocer de forma pública.
Fuentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) dijeron ayer, a condición del anonimato debido a la secrecía de la investigación, que ya habían establecido la venganza como móvil principal, generada precisamente en desquite por alguna agresión de tipo sexual.
En su misiva, la autoproclamada homicida establece que: “Fuimos víctimas de violencia sexual por choferes que cubrían el turno de noche de las maquilas aquí en Juárez y aunque mucha gente sabe lo que sufrimos nadie nos defiende ni hace nada por protegernos”.
El caso, dijeron, se ha convertido en un “dolor de cabeza” para las autoridades debido a su naturaleza dadas las implicaciones sociales y el impacto público que tuvo al considerar que la atacante no es una homicida profesional, pero logró cometer el homicidio y repetir la conducta antisocial.
Los informantes también dijeron que es muy probable que el posible ataque que sufrió este relacionado de alguna forma y específicamente con la Ruta 4, ya que consideran “muy significativo” el hecho de que las dos víctimas hayan sido trabajadores de esa línea.
Además, los investigadores tienen la creencia de que la perpetradora de las agresiones mortales era o es usuaria cotidiana de esa ruta.
Las fuentes consultadas ayer indicaron que se está trabajando en la elaboración de un retrato hablado de la sospechosa, el que podrían dar a conocer para solicitar a los ciudadanos que ayuden a la policía a establecer su posible ubicación e identidad.
La hipótesis acerca de que se podría tratar de ataques relacionados con el cobro de cuotas por parte de extorsionadores está casi anulada, debido a que un o una integrante de un grupo delictivo utiliza otro tipo de armas, no un revólver como el que al parecer usó la agresora en los dos homicidios.
Los investigadores llegaron a esa conclusión dado que testigos dijeron que observaron que portaba un artefacto de esa naturaleza y, además, en ninguna de las dos escenas se localizaron casquillos percutidos, lo que reforzó la creencia ya que ese tipo de pistola no expulsa del barril esos elementos balísticos.
La primera agresión en contra de los operadores del transporte público ocurrió el pasado miércoles 28 de agosto, cuando la presunta homicida hizo la parada a un camión de la Ruta 4 alrededor de las 07:40 horas en el cruce de las calles Ignacio de la Peña y Colombia.
Testigos señalaron que al subir sacó una pistola y mató a José Roberto Flores Carrera, de 45 años.
El segundo ataque se registró el jueves 29 de agosto, después que la atacante se subió a otra unidad de la misma línea en el cruce de la avenida David Herrera Jordán (Malecón) y la calle General Genovevo Rivas Guillén.
Minutos después, al llegar frente a las instalaciones del Instituto de Ciencias Sociales y Administración (ICSA) de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), sobre la avenida Heroico Colegio Militar, pidió la bajada.
Cuando le iba a pagar al operador sacó de entre sus ropas un revólver y le dijo: “¡Ustedes se creen muy chingones!”. Luego disparó contra Alfredo Zárate, de 27 años.
En ambos percances los testigos describieron que la agresora es una mujer de 50 años con el cabello teñido de rubio y vestida de negro.
El viernes pasado, una persona que se identificó como la asesina de dos operadores de transporte público, que se hace llamar “Diana, la cazadora de choferes”, envió una misiva a medios de comunicación para autoproclamarse como una vengadora.
En su texto afirma que sus acciones son una represalia por las violaciones que los conductores de ruteras han cometido en contra de trabajadoras de maquila principalmente.
“Creen que porque somos mujeres somos débiles y puede ser que sí, sólo hasta cierto punto, pues aunque no contamos con quien nos pueda defender y tenemos la necesidad de trabajar hasta altas horas de la noche para mantener a nuestras familias, ya no podemos callar estos actos que nos llenan de rabia, mis compañeras y yo sufrimos en silencio pero ya no podemos callar más”, establece.
Añade que es “un instrumento que vengará a varias mujeres”.

Desata polémica

La publicación del escrito generó controversia entre lectores de la edición digital de El Diario, mientras algunos le dan la razón, otros piensan que se trata de una estrategia de distracción.
Por ejemplo, el usuario que se identifica como “Anonymous” señala que: “Este es el primero de varios ‘vigilantes’ que van a surgir en México. Cuando las autoridades se ven rebasadas por la delincuencia los ciudadanos hacen justicia por su propia mano y, eso es a nivel mundial”. 
Lo malo, añade, son las equivocaciones que se cometen, tanto en la justicia del Gobierno como en la justicia popular.
Consideró que la mujer dio información suficiente para que las autoridades puedan ubicarla, pero se pregunta si la atraparan o la dejaran actuar de nuevo.
Por su parte, Esteban Almodóvar calificó como una “vieja loca” a la remitente, afirmando que este tipo de cosas sólo ocurren en Ciudad Juárez.
Rodolfo Hernández, otro lector, escribió que con el deseo de tener Justicia en cualquier “malandra de mala muerte” y “esquizofrénica” aduce que actuó en venganza de las mujeres por las violaciones sexuales que ocurren en la ciudad y recibe comentarios de apoyo por su actuar.
“Sabe y confía que estamos hartos de tanta y tanta injusticia, pero sabemos que no es el camino correcto, o ya nos vamos a hacer justicia por propia mano, balaceando al vecino que no me habla, a aquel me cae mal porque me gano la muchacha que no me quería, al que me ve feo al cruzar la calle”, expuso.
A la vez, Antonio López Jopinó dijo que algunos vacíos de justicia provocan que los ciudadanos busquen hacerse justicia por sí mismos.
Esta mujer, escribió “monis7105”, no es que esté vengándose, sino que ya perdió la razón.
Se pregunta que cómo es posible que esté cazando al azar a los ruteros, mientras que los que al parecer la violaron seguramente siguen cometiendo el mismo delito en contra de otras víctimas.
“Lo que no puede ser es que deje familias enlutadas por su absurda venganza, en todo caso debería de ir a matar a los del Ministerio Público por que ellos son los que no hacen su trabajo y permiten que sigan pasando estas cosas”.
Para Luis López, “Diana” está haciendo conciencia de que las mujeres han sido sexualmente asaltadas, golpeadas y quizá hasta despojadas incluso de su dignidad.
“La ley no hace absolutamente nada para protegerlas en su camino al trabajo”, acotó.

Toman precauciones

Al evaluar los hechos, los conductores del transporte indicaron que anteriormente nunca habían sufrido un ataque similar, a pesar de que sí fueron víctimas de asaltos y robos.
Uno de los entrevistados expuso que luego del primer homicidio, todos los choferes de unidades de transporte público en la localidad fueron alertados sobre la mujer, así como se exhortaron a tomar precauciones al subir a los pasajeros.
“Por el radio siempre estamos escuchando lo que dicen los choferes y ya van como dos o tres que dicen que no subieron a mujeres que se parecían a la que describieron como la asesina”, añadió el conductor de un camión de la Línea Poniente-Sur.
Respecto a las presuntas razones por las que los conductores de unidades de transporte público fueron asesinados consideraron que son falsas acusaciones.
“Yo no creo que sea cierto que los mató porque eran violadores, pero solamente ella y a los mejor los choferes sabían”, argumentó un chofer, quien solicitó su nombre fue omitido por motivos de seguridad.
Incluso opinaron que parece “le quieren tapar el ojo al macho”, pues creen que la historia de la mujer vengadora es un mito.
“Está mal que esté haciendo eso sí es cierto que es por las violaciones. Nosotros tenemos diferentes horarios. Yo conocí a mis compañeros y sé cómo eran, por eso yo no creo nada de lo que dicen sobre la cazadora”, dijo el hombre con varios años trabajando como conductor del transporte público. (Martín Orquiz/ Angélica Villegas/El Diario)
morquiz@redaccion.diario.com.mx
avillegas@redaccion.diario.com.mx

X