Relata médico yemení torturas por huntíes | Internacional

Internacional

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 16 Diciembre 2018 | 

20

08

13

Secciones

Domingo 16 Diciembre 2018 | 

20

08

13

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Relata médico yemení torturas por huntíes

Associated Press | Viernes 07 Diciembre 2018 | 10:12 hrs

 /

/

Marib.- El error de Farouk Baakar fue tomarse una fotografía.

El médico yemení estaba trabajando en el hospital al-Rashid el día en que un hombre sangrando fue llevado a la sala de emergencias con heridas de bala y señales de tortura. Lo habían abandonado a un lado de una carretera después de permanecer en una prisión regentada por los milicianos hutíes que controlan el norte de Yemen. Lo azotaron en la espalda y lo dejaron suspendido de las muñecas durante días.

Baakar pasó horas retirando balas y reparando intestinos rasgados. Fue su paciente durante 80 días y al final aceptó tomarse una foto con él.

Semanas después, agentes de seguridad hutíes volvieron a llevarse al hombre, registraron su teléfono y ahí hallaron la foto.

Varios milicianos irrumpieron luego en el hospital en el puerto de Hodeida, vendaron los ojos de Baakar y se lo llevaron en una camioneta pickup. Después de su detención a mediados de 2016 pasó 18 meses encarcelado. Durante ese tiempo, dijo que lo quemaron, lo golpearon y lo encadenaron al techo atado de las muñecas.

Baakar y su paciente están entre miles de prisioneros en manos de los rebeldes hutíes en la guerra civil que lleva cuatro años en Yemen.

Una investigación de The Associated Press halló que muchos de ellos sufrieron tortura extrema: les golpearon el rostro con porras, los colgaron de las muñecas o los genitales durante semanas seguidas o los quemaban con ácido.

La AP habló con 23 personas que aseguran haber sobrevivido o atestiguado torturas en centros de detención hutíes, así como con ocho familiares de detenidos, cinco abogados y activistas y tres oficiales de seguridad involucrados en intercambios de prisioneros y que han visto marcas de torturas en los prisioneros.

Estos relatos ponen en evidencia la importancia de un acuerdo de intercambio de prisioneros alcanzado el jueves en Suecia al inicio de las negociaciones de paz patrocinadas por la ONU entre los rebeldes chiíes hutíes y el gobierno de Yemen, que es respaldado por Estados Unidos y Arabia Saudí. En una medida para construir la confianza, ambas partes acordaron liberar a cientos de prisioneros, aunque todavía tienen que afinarse los detalles.

Pero mientras el gobierno libera a los combatientes hutíes capturados, los rebeldes soltarán en su mayoría a civiles que, como Baakar, fueron hechos prisioneros durante redadas enfocadas en combatir la oposición y obtener cautivos que pudieran intercambiar por un rescate o milicianos detenidos por el otro bando.

La Unión de Madres de Secuestrados, una asociación de mujeres familiares de detenidos por los hutíes, ha documentado más de 18 mil casos en los últimos cuatro años, incluso 1 mil de tortura en una red de prisiones secretas, de acuerdo con Sabah Mohammed, representante del grupo en la ciudad de Marib.

El grupo de madres dijo que al menos 126 prisioneros han muerto por tortura desde que los hutíes tomaron la capital, Saná, a finales de 2014.

Amnistía Internacional dijo que ``espantosos abusos a los derechos humanos, así como crímenes de guerra se están cometiendo en todo el país por todas las partes en conflicto``.

No obstante, la indignación internacional por el derramamiento de sangre en Yemen se enfoca principalmente en los abusos cometidos por la coalición militar respaldada por Estados Unidos y encabezada por Arabia Saudí que pelea del lado del gobierno yemení.

La AP ha expuesto casos de tortura en prisiones secretas administradas por Emiratos Árabes Unidos y sus aliados yemeníes y ha documentado la muerte de civiles en bombardeos desde drones en la campaña de Estados Unidos contra el brazo yemení de Al Qaeda.

Los abusos cometidos por los hutíes son menos visibles para el mundo exterior.

Los líderes hutíes han negado en ocasiones previas estar utilizando la tortura, aunque no respondieron a una petición de la AP para comentar al respecto en las semanas recientes. El ministerio de Derechos Humanos de los hutíes dijo a finales de 2016 que ``no hay política o uso sistemático de la tortura contra prisioneros``.

Sin embargo, dentro del movimiento, una facción moderada ha reconocido abusos y buscó ponerles fin. Yahia al-Houthi, hermano del líder del grupo, instauró un comité en 2016 para investigar reportes de tortura. Esto ayudó a liberar a 13.500 prisioneros en los primeros tres meses.

La comisión envió un video al líder Abdel-Malek al-Houthi donde mostraba escenas de celdas de prisiones sobrepobladas junto con testimonios de hutíes importantes en el comité que aseguraban haber visto señales de tortura. El video no se hizo público, pero la AP obtuvo una copia.

Baakar, el médico, relata que después de su detención, los milicianos lo colgaron del techo, le quitaron la ropa, lo azotaron desnudo y le arrancaron las uñas y el pelo. Se desmayó. Una vez lo quemaron con plástico derretido en su cabeza, cuello y muslos.

Al final, Baakar fue trasladado al castillo Hodeida, una fortaleza otomana de hace cinco siglos. En un sótano sucio conocido como la ``Cámara de Presión``, permaneció suspendido de las muñecas durante 50 días hasta que sus captores pensaron que estaba muerto. Cuando sus verdugos vieron que seguía vivo, permitieron que otros prisioneros lo alimentaran y limpiaran.

Cuando se recuperó, otros torturados le pidieron ayuda médica. Él atendía sus heridas, incluso haciendo cirugías simples, sin anestesia y usando cables eléctricos, la única herramienta que tenía a la mano.

Baakar _liberado en diciembre de 2017 después de que su familia pagó el equivalente a 8.000 dólares_ recuerda que a un hombre lo colgaron del pene y los testículos. A otro lo quemaron gravemente, vertiéndole ácido en la espalda, deshaciéndole la piel y casi sellándole las nalgas entre sí. Baakar tuvo que usar cables para hacerle una abertura y, con sus dedos, remover las heces.

``Cuando pedí ayuda a los guardias y les dije que el hombre estaba falleciendo, ellos solo respondieron: 'déjalo morir'``.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Desarme podría bloquearse para siempre: Corea del Norte
El Diario de Juárez | 09:32 hrs

Gobierno responde con dureza a las nuevas sanciones impuestas por EU a altos mandos del régimen





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: