Hondureños no tienen a donde regresar tras deportación | Internacional

Internacional

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 12 Noviembre 2018 | 

19

59

37

Secciones

Lunes 12 Noviembre 2018 | 

19

59

37

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Hondureños no tienen a donde regresar tras deportación

Associated Press | Jueves 30 Agosto 2018 | 07:29 hrs

 |

|

Tegucigalpa.- No pueden regresar a casa.

Para muchos hondureños deportados, volver a casa supone volver a la brutalidad que les hizo huir hacia el norte en su día.

En los vecindarios donde crecieron, los cuerpos se arrojan sin miramientos en las obras y se cargan en bolsas para cadáveres como sacos de patatas. La policía, fuertemente armada, patrulla desde la parte de atrás de camionetas, deteniéndose para registrar a peatones en busca de armas, drogas u otras señales de que pertenecen a una pandilla.

En casa, una mujer afligida intenta limpiar con una escoba los ríos de sangre en el callejón donde fue asesinado un pariente.

Para estos deportados, su casa es un barrio controlado por maras que extorsionan dinero, exigen a los jóvenes que se unan a sus filas y matan a los que se niegan.

No pueden regresar a casa, así que muchos buscan refugio en un albergue para jóvenes con problemas en la capital, Tegucigalpa, donde relatan historias muy similares.

Alexis, de 18 años, llegó al centro hace dos años tras ser devuelto desde México. Contó que líderes pandilleros lo amenazaron en repetidas ocasiones porque no se unió a ellos, y al final su madre le dijo que tenía que huir.

Salm, de 14, se marchó de su casa cuando los miembros de una mara amenazaron con matarlo al negarse a ingresar. Estuvo un tiempo en un refugio en Nicaragua, pero fue deportado a su país natal.

Jus, de 15, huyó luego de que su padre fue asesinado. Fue devuelto desde Guatemala.

"Ahora no puedo regresar donde nací", señaló Jus. "Igual ya no tengo familiares allá".

The Associated Press no publica la ubicación del albergue ni los nombres completos de sus residentes por razones de seguridad.

Muchos de los deportados ya no tienen casa a la que regresar. Lo vendieron todo para pagar el viaje al norte y ahora se encuentran sin un lugar en el que vivir y con la carga adicional de una deuda que no pueden pagar.

Una mujer llamada Larissa, su esposo y sus dos hijos dejaron su casa luego de que la Mara Salvatrucha intentó reclutar a su hijo de 14 años. Cuando el chico se negó, le pegaron, le dieron patadas en la cara y le rompieron la nariz.

Años antes, pandilleros dispararon al esposo 14 veces porque no hizo un pago por extorsión a tiempo, pero sobrevivió. Tres de sus primos no tuvieron tanta suerte: fueron reclutados por bandas y murieron jóvenes.

La familia fue deportada desde México y vivió con familiares en el campo hondureño, donde el hombre trabajó en la construcción para ahorrar para otro viaje al norte. No se atreve a mudarse a su localidad natal, El Progreso, aunque sí hizo una arriesgada visita para obtener una copia del reporte policial que presentó sobre la mara. Esperaba que eso ayude a la familia a lograr asilo en Estados Unidos. Larissa dijo que lo intentarán "cuando las cosas estén tranquilas y no se lleven a los niños".

Días después salieron de Honduras para intentar llegar nuevamente a Estados Unidos.

En Tegucigalpa, los menores están en el albergue el máximo tiempo posible. Un día reciente, sonrientes niños con ametralladoras de plástico jugaban a policías y ladrones, parándose al preguntarles de qué lado estaban: policías, dijeron.

Hoy es un juego, pero un día esos niños podrían tener que tomar esa decisión en la vida real: unirse a una mara o dejar sus casas.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.



Imagen Video
Impacta contra autobús israelí misil disparado desde Gaza
Associated Press | 10:12 hrs

Médicos dijeron que un hombre de 19 años fue herido de gravedad





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: