/var/www/vhosts/diario.mx/httpdocs/infonotes/2018/06/18/2018-06-18_75814a69.xml
Rusia 2018

Golea Bélgica a Panamá

Estadísticas del juego

Sochi.- Un tiempo duró la resistencia de la bisoña Panamá al esperado asedio de Bélgica, una de las candidatas al título, que finalmente encontró el camino del gol a poco de iniciado el complemento y terminó ganando 3-0, con dos tantos de Romelu Lukaku en la Copa Mundial de Rusia.

Dries Martens destrabó el partido a los 46 minutos, batiendo a Jaime Penedo con un tiro bombeado al segundo palo desde unos 15 metros. El tanque Lukaku aumentó de cabeza a los 68, tras buena acción de Kevin De Bruyne, el jugador que manejó los hilos de Bélgica, y a los 74, tras recibir un pase de Martens que lo dejó solo frente al arquero.

"Nos enfrentamos a un equipo que tiene velocidad, tiene fútbol y tiene gol", declaró el técnico de Panamá Hernán Darío Gómez. "No pasó lo que todos pensaban. Panamá ha sido digno".

Mientras que los jugadores panameños eran todos debutantes, incluido el delantero Blas Pérez, de 37 años, el "Bolillo" disputa su tercer mundial. Ya dirigió en la cita máxima del fútbol a Colombia y Ecuador.

El estratega colombiano es apenas uno de dos técnicos que clasificaron a tres equipos distintos en copas mundiales. El otro es el francés Henri Michel, recientemente fallecido.

"Fuimos aplicados en gran parte del duelo. El equipo no desentonó", insistió el colombiano. "Las individualidades de los adversarios nos hicieron daño. Afortunadamente, no nos pasa los lo que todos pensaban, un 7-1".

"Tres goles con el rival que teníamos enfrente es un resultado normal, (aunque) diría que anormal porque debió ser más", manifestó.

Los panameños aguantaron a pie firme en el primer tiempo, en que Penedo tuvo dos buenas intervenciones ante un remate de Eden Hazard y una entrada de Lukaku. Y se salvaron milagrosamente cuando Román Torres, cuyo gol clasificó a Panamá, casi bate su propia valla al despejar un centro envenenado al corazón del área. El balón, no obstante, salió besando un poste.

Con Pérez aislado arriba, Panamá casi no inquietó el marco contrario, aunque el lateral Michael Murillo tuvo el gol en sus pies a los 54, en que salió perdiendo un mano a mano con Thibaut Courtois en uno de los pocos ataques punzantes que lanzaron los panameños.

Los veloces contragolpes de Panamá, sin embargo, desnudaron algunas lagunas en la zaga belga. Y rasguñaron el descuento cerca del final con un disparo desde mitad de cancha al avistar adelantado a Courtois.

"Salimos de vez en cuando en velocidad. No concluimos como debimos concluir", dijo Gómez. "Pero hicimos cosas que complicaron el partido. Abrimos espacios".

Panamá también jugó ríspido, acumulando cinco tarjetas amarillas durante el trámite.

Gómez dijo que sintió "emociones fuertes".

"Es mi quinto mundial y lo sentí como el primero", señaló el "Bolillo", que fue asistente de Francisco Maturana en dos mundiales con Colombia.

A siete minutos del final entró Thorgan Hazard, hermano de Eden, por lo que el partido terminó siendo un asunto de familia para los Hazard.

Fue una jornada emotiva para los aficionados panameños que acudieron al estadio Fisht, en el balneario situado en la costa del Mar Negro, para presenciar el primer partido de su selección en un Mundial. Muchos lloraron al escuchar el himno nacional y los futbolistas no ocultaron su propia emoción al cantarlo. Terminado el partido, los jugadores permanecieron en la cancha durante varios minutos para saludar a sus compatriotas.

El presidente de Panamá Juan Carlos Varela y el retirado astro del béisbol Mariano Rivera concurrieron al estadio.

Aunque jugó a media máquina, Bélgica cumplió sus deberes en el Grupo G al conseguir una victoria que allana el camino a la clasificación y afrontar la prueba fuerte de la llave: el duelo contra Inglaterra en la tercera fecha, uno que debería decidir el primero.

Panamá necesitará sumar sí o sí ante Inglaterra si pretende tener un atisbo de esperanza cuando enfrente a Túnez en la última fecha.

@