Multimedia
Ver más galerías

Pablo Montalvo Cabral, el artista que detalló el salón La Fiesta

El Diario | Alicia Fernández | Jueves 13 Octubre 2016

Su pincel asemejó los materiales de la época renacentista

El Diario | Alicia Fernández | Pablo Montalvo Cabral (1912 – 2014) Durante su trabajo, pintando en el segundo piso donde se encuentra un paisaje en relieve de Taxco, en el famoso salón La Fiesta. El artista nació en 1912 en Torreón Coahuila y tuvo la oportunidad de estudiar en Bellas Artes

El Diario | Alicia Fernández | El artista al lado de uno de sus compañeros, cuando el lugar aún lucía blanco, de acuerdo a Leopoldo, que trabajó en el lugar, quienes hicieron el trabajo de tallado sobre yeso, tardaron cuatro años en concluirlo

El Diario | Alicia Fernández | El trabajo de Don Pablo, fue pintar todo el lugar para darle a cada zona el acabado que asemejara a los materiales originales de las figuras, ya que muchas de ellas están inspiradas en el tema de La Conquista o el encuentro de la cultura prehispánica con los españoles, como el calendario azteca ubicado en el centro del escenario

El Diario | Alicia Fernández | Representación de la fuente ubicada en el patio del Museo de la Ciudad de México, que antes fue el palacio de los Condes de Santiago de Calimaya, construido en tierras que Hernán Cortés repartió, la sirena de dos colas, representa a la ninfa Galatea, que en la mitología griega era una de las hijas del Rey Nereo

El Diario | Alicia Fernández | Segundo piso del edificio del salón La Fiesta, en el ala oeste, al fondo se observa la fuente de la sirena

El Diario | Alicia Fernández | Gran parte de los detalles de la Fiesta, asemejan a la época renacentista, ya que luego de La Conquista, la influencia en la arquitectura mexicana se dispersó, por lo que el reto para Montalvo fue dar acabados que asemejaran materiales como piedra, mármol, bronce, como en este relieve, donde aparece Cortés, madera, estuco entre otros

El Diario | Alicia Fernández | El Renacimiento surgido en Europa, aludía a la cultura grecorromana y la contemplación de la naturaleza, la estética como en esta columna de tipo corintio que contiene elementos como la palmeta, es un motivo decorativo de la antigüedad griega, grabadas regularmente en enormes columnas de piedra

El Diario | Alicia Fernández | Esta es otra muestra más sencilla del mismo estilo que la anterior, estas columnas se ubican en el segundo piso del edificio, donde en su época de oro, se encontraban mesas para los comensales que acudían a degustar platillos de cocina internacional, los visitantes eran en su gran mayoría extranjeros

El Diario | Alicia Fernández | En el segundo piso, en medio de una serie de columnas se encuentra una puerta, que de no ser por el pedazo que fue removido de forma intencional, no distinguiríamos que está hecha de yeso y no de madera

El Diario | Alicia Fernández | Eolo, dios de los vientos en la mitología griega, es parte de uno de las esculturas del inmueble. Algunas de las piezas han perdido su brillo con el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, sin embargo personas que vieron el lugar en su esplendor comentan que era difícil no imaginar que esta pieza no era de mármol

El Diario | Alicia Fernández | Detalle que alude a motivos griegos, tales como los cuerpos desnudos, las formas orgánicas, que mezcladas con el símbolo religioso de la cruz, son elementos importados durante la época de La Conquista y que en este inmueble Montalvo les dio el acabado de piedra, se encontraban lo que fuera la entrada de la cocina

El Diario | Alicia Fernández | Uno de los elementos utilizados son los leones que representan poder, a pesar del desgaste, se puede observar el acabo tipo bronce

El Diario | Alicia Fernández | Detalle del león incrustado en una de las columnas. Debido al deterioro de las piezas y la pintura, un grupo de la UACJ al lado de una antropóloga, restaurarán las figuras para poder darles de nuevo ese acabado que lucía en sus mejores tiempos

El Diario | Alicia Fernández | Otra de las figuras dentro de una columna, misma que tenía un acabado tipo piedra

El Diario | Alicia Fernández | Detalle donde se observa una representación de la pequeña ciudad de Taxco, en Guerrero, que durante la época de la conquista fue proveedora de grandes cantidades de plata por sus múltiples yacimientos

El Diario | Alicia Fernández | En el segundo piso del inmueble se encuentra la representación de Taxco, joya colonial de gran tradición minera

El Diario | Alicia Fernández | Otro de los materiales que se utilizaron como influencia del Renacimiento en México, fue el azulejo, sin embargo este no fue pintado por Montalvo en el salón La Fiesta, sino que efectivamente el lugar cuenta con azulejos y acabados de piedra, como se observa en la escalera, fue la mezcla de estos materiales originales con los acabados simulados, además de los espectáculos y la cocina, lo que hacían el lugar atractivo para el público turista

El Diario | Alicia Fernández | En la parte de atrás, en la parte superior de donde estuviera la barra de bebidas, se encuentra un mural en relieve, que muestra diversas etapas de la historia de México

El Diario | Alicia Fernández | A un lado del mural en relieve, se encuentra un perfil de Hernán Cortés, que el acabo original simulaba el bronce

El Diario | Alicia Fernández | Mural en relieve que alude al año de 1810, año en que México se independizó de España

El Diario | Alicia Fernández | Don Pablo poseía una técnica de pintura excelente y aunque para ganar dinero se dedicaba a ser pintor de brocha gorda, de casas acaudalas en Ciudad Juárez, su pasión la encontraba en la pintura. Este bodegón fue pintado por Montalvo

El Diario | Alicia Fernández | Este cuadro es otra muestra de su talento artístico

También te puede interesar