Esposas de candidatos, la otra fuerza en campaña

Estado | Araly Castañón/
El Diario | Sábado 23 Abril 2016 - 23:30 hrs

Es común que las campañas para gobernador del estado las realicen sólo los candidatos. Sin embargo, en esta ocasión las esposas de algunos de los seis aspirantes tienen una papel activo e intervienen con campañas paralelas o eventos alternos en lugares a donde los contendientes no pueden asistir por lo apretado de sus agendas.
Son, sobre todo, dos de las seis esposas las que están desarrollando una actividad más intensa para tratar de atraer mayor número de votos para sus maridos el próximo 5 de junio: Virginia “Vicky” Gaytán Chávez, consorte de Enrique Serrano Escobar, candidato de la coalición PRI-PT-PVEM-Panal, así como Cinthia Iveth Chavira Gamboa, cónyuge de Javier Corral Jurado, pretendiente del Partido Acción Nacional (PAN).
En los otros casos, ellas sólo acompañan a sus esposos a algunos eventos sin involucrarse mucho en la política, ya que su actividad principal es dedicarse a la familia.
Conforme a las últimas reformas electorales, las actividades paralelas que realizan las parejas de los candidatos también se cuentan dentro del gasto de las campañas, cuyo tope en el caso de los abanderados de partidos es de hasta 48 millones de pesos, mientras que del independiente es de 24 millones de pesos.
De hecho, el Instituto Nacional Electoral (INE) revisa los gastos que realizan las parejas de los candidatos asistiendo a los eventos que organizan, donde se pueden dar cuenta del uso de recursos, además de con los reportes que los mismos partidos entregan a la Comisión de Fiscalización de la autoridad electoral, dio a conocer el coordinador de Comunicación Social del INE, Ever Haro.
Algunos de los actos que las consortes de los abanderados desarrollan son reuniones con población en general o con grupos específicos de la sociedad en las colonias o en las sedes de los partidos, en los municipios a donde van. Asimismo, eventos deportivos.
Vicky Gaytán Chávez es deportista. Ella participa en carreras pedestres y ciclismo de montaña, aunque ahora dedica gran parte de su tiempo a hacer campaña para el abanderado de la coalición, Enrique Serrano Escobar.
“Los primeros 12 días lo acompañé en todas sus actividades y después me separé haciendo una campaña paralela a la de él para poder abarcar más municipios, para poder llegar a más gente en los lugares donde a él no le alcanza el tiempo para ir”, explica.
El mensaje que Gaytán Chávez lleva a quienes la escuchan es para que conozcan a su esposo, “el ser humano”.
Además, presenta las propuestas de educación contenidas en la plataforma política de su marido y, siguiendo con el trabajo que realizó en el DIF de Juárez como presidenta del organismo entre 2013 y 2015, les platica de la importancia de vivir con valores.
Cinthia Iveth Chavira Gamboa es licenciada en Economía y se ha dedicado al activismo social. Además es voluntaria en los proyectos políticos de su esposo, el panista Javier Corral Jurado.
Siguiendo el eje de la campaña de Corral, Cinthia trabaja en una estrategia de cercanía y alianza con organizaciones de la sociedad civil; también llega a los lugares a donde el candidato no ha ido.
“Planteamos el reto que tenemos frente a nosotros, la necesidad de tener un cambio, un gobierno que escuche, uno que atienda lo que durante los últimos años se ha dejado de atender, un gobierno sensible”, explica.
Rubí Enríquez Parada es fotógrafa de eventos sociales, pero la mayor parte de su tiempo lo dedica al cuidado de sus dos hijos de 13 y 5 años. Los fines de semana acompaña a su esposo Cruz Pérez Cuéllar, el aspirante de Movimiento Ciudadano.
“En todos los eventos que puedo participar ahí estoy acompañándolo, pero entre semana no por la escuela de los niños”, comenta.
Raquel Torres Romero estudió Contabilidad Pública, pero se ha dedicado a su familia. Cuando hay eventos del candidato del PRD, Jaime Beltrán del Río, cercanos a su domicilio en la ciudad de Delicias, lo acompaña. Si no, se queda en su hogar.
Aun así expone que planea realizar unos encuentros con la población en general y al menos uno de ellos tiene que hacerse en Delicias.
El candidato del Partido Morena, Javier Félix Muñoz es divorciado, mientras que Alma Elizabeth Llamas Guerra, esposa del independiente José Luis “Chacho” Barraza, no pudo contestar la entrevista telefónica porque estaba a la espera del nacimiento de un nieto.
No obstante, el equipo de Barraza comenta que Alma Elizabeth lo ha acompañado sólo en pocas ocasiones a algunos actos públicos, ya que ella no estaba acostumbrada a este tipo de eventos puesto que su marido no era político, sino que ha desarrollado una larga trayectoria empresarial.
En caso de que sus esposos lleguen a ganar las elecciones, sus parejas están dispuestas a involucrarse plenamente en el trabajo del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal, aseguran.
Cinthia Chavira, la esposa blanquiazul, dice que de acuerdo con el trabajo que ha realizado en campo, a las familias chihuahuenses hay que dotarlas de las herramientas necesarias para que salgan adelante.
“Hay que capacitarlas, hay que enseñarles el camino para constituir empresas sociales”, expone.
Con su experiencia como presidenta del DIF de Ciudad Juárez, Vicky Gaytán de Serrano asegura que su mayor preocupación son los niños que enfrentan problemas familiares y que por alguna razón quedan bajo el cuidado del Estado, es decir, de la Procuraduría de Asistencia Jurídica y Social.
“El adulto mayor, las personas con discapacidad, todo lo que maneja el DIF, las madres solteras también, es importante, todo lo que maneja DIF municipal o estatal es necesario para apoyar a la familia”, menciona.
La esposa del candidato de Movimiento Ciudadano, Rubí Enríquez, dice que los niños que se quedan solos en casa o con las vecinas es una situación prioritaria que se debe atender.
“Yo misma lo vivo, yo soy una mujer trabajadora y yo misma vivo esta situación y con amigas y personas allegadas me doy cuenta de esta problemática”, señala.
Con experiencia en el DIF de Delicias, Raquel Torres Romero dice que de llegar al estatal, planea apoyar a todos los municipios de acuerdo con sus necesidades.
Explica que cuando su esposo Jaime Beltrán del Río fue alcalde panista, el organismo central redujo las despensas, cobijas y demás ayudas.
“Debe de ser parejo, en general puedo decir que mi prioridad será atender en lo más que pudiera a las familias (de escasos recursos). Mi sueño sería tener en Chihuahua unos dos o tres comedores a donde llegara cualquier persona”, asegura. (Araly Castañón / El Diario)

[email protected]




Más notas