Una caja de tráiler refugia sus ilusiones | historias de navidad

Historias de navidad

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 16 Octubre 2018 | 

17

04

45

Secciones

Martes 16 Octubre 2018 | 

17

04

45

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Una caja de tráiler refugia sus ilusiones

Eduardo Morán / El Diario | Viernes 08 Diciembre 2017 | 00:01:00 hrs

  • Galería
Eduardo Moran | El Diario |
Imagen Galeria
 

La falta de trabajo y oportunidades obligó a la familia Silerio Valles a abandonar hace tres años el estado de Durango y venir a radicar a esta frontera. Les dijeron que aquí ‘no falta el trabajo’.

Si bien Martín, el padre de familia, se encuentra empleado como operador en una maquiladora en el segundo turno, la realidad es que los mil 100 pesos que gana por semana no alcanzan para satisfacer las necesidades de su esposa, cuatro hijos y un bebé que viene en camino.

Concepción, de 35 años, junto con su esposo de 49, tiene que luchar día a día para sacar adelante a sus hijos José Miguel Ángel, de 14 años; Alondra, de 13; Marcos de 11 y Valeria de 7. En muy poco tiempo se unirá uno más, pues Concepción tiene siete meses de embarazo.

Para la cena de Nochebuena les gustaría tener pavo, tamales o incluso menudo, pues, excepto el año pasado, ellos nunca han tenido una en Navidad.

Sentados sobre la cama, junto con su mamá, los menores comentan cuáles son sus deseos para esta Navidad, aunque hay uno que comparten todos: poder tener los uniformes deportivos y de diario para la escuela.

Pero además, Alondra, la más tímida de los hermanos, dice que quiere una bicicleta y un pastel de chocolate.

Valeria, muy risueña y por momentos escondiéndose algo penosa detrás de su mamá, pide muñecas y trastesitos, mientras que Marcos, quien sueña con ser arquitecto, dice casi entre lágrimas que para él cualquier juguete que reciba estará bien.

El mayor de todos, José Miguel, que quiere ser soldado o policía, pide una bocina para poder escuchar su música favorita.

Alondra también necesita ser consultada por un médico, pues desde pequeña tiene un problema en su rodilla derecha, que con el frío le duele mucho.

“Todo el tiempo, como para subir escalones, necesita acomodar su rodilla porque su hueso se le menea, no lo tiene fijo, se le menea pa’ acá o se le hace pa’ acá”, explica su madre.

 

Insert_GAL

 

“El año pasado nos dio mucho gusto porque recibimos una cena. Una persona que venía, yo creo del otro lado porque iba pasando y se atascó, y mi esposo y mi hijo le ayudaron, en agradecimiento nos trajeron una cena y pues bien contentos porque no habíamos tenido una. Y la compartimos con mi mamá, con mi familia, porque pues dije yo es mucho para nosotros, y ya que Dios bendice, ayudar a los que también necesitan”, añade.

Cobijados en un principio por familiares, tuvieron que buscar después un lugar donde establecerse porque ya no cabían tantos en una sola casa.

Así llegaron a un pequeño cuarto en Rancho Anapra, que al poco tiempo les pidieron, pero fueron reubicados justo enfrente, en un terreno donde el dueño les prestó una caja de tráiler para que la habilitarán como su nuevo hogar.

“En tiempo de calor hace mucho calor y en tiempo de frío hace mucho frío. Deja uno el agua en platos, o en lo que sea, y se congela en tiempo de frío”, comenta Concepción.

Por la llegada del nuevo bebé –en enero– y del invierno, requieren un calentón que mantenga cálida la casa.

A la casa se accede por una pequeña escalera cuyo primer escalón son dos llantas, mientras que los cuatro restantes están hechos de madera. La caja está dividida en cuatro ‘cuartos’.

El primero sirve como cocina y comedor, enseguida está la cama de los papás junto a una pared de madera a la que se le hizo una abertura en forma de puerta.

Al final de la caja se ubica el cuarto más grande, donde duermen los hijos y donde guardan la ropa. Entre los dos cuartos está el sanitario y el espacio que usan para bañarse a cubetazos, separado solamente por una cortina de tela.

El reloj marca las 12:40, es hora de que Concepción encamine a Alondra, Marcos y Valeria a la primaria Ricardo Flores Magón, donde estudian en el turno vespertino en sexto, quinto y segundo grado respectivamente.

Más tarde los recogerá para volver a casa, hacer la tarea, algunas labores del hogar y dormir temprano en espera de un nuevo día, con la esperanza de que pronto las cosas cambien para ellos.

 

[email protected]

 

Familia Silerio Valles

El matrimonio:

Martín Silerio y Concepción Valles

Hijos:

  • José Miguel Angel, 14 años
  • Alondra, 13 años
  • Marcos, 11 años
  • Valeria, 7 años
Concepción tiene 7 meses de embarazo

 

Ubicación

Calle Rodaballo Durango y Ballena 2 s/n, Rancho Anapra

 

Cómo llegar

Tome el bulevar Juan Pablo II hacia el poniente y continúe en esa dirección por el bulevar Bernardo Norzagaray. En el ‘Monumento al cigarro’ cárguese a la derecha para tomar la calle Río Bravo y unos metros adelante dé vuelta a la izquierda.

Tres cuadras después dé vuelta a la derecha para incorporarse una vez más al Norzagaray.

Siga hacia el poniente hasta llegar a una glorieta y ahí tome hacia la derecha por la avenida Rancho Anapra. Al llegar a la calle Rémora Aguascalientes hay un alto y a mano derecha se encuentra un S-Mart.

Avance dos cuadras más por Rancho Anapra y en la calle Rodaballo dé vuelta a la derecha. A siete cuadras se llega a la calle Ballena 2 y a mano derecha se localiza la caja de tráiler sobre un terreno.

@

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: