Abuela enferma dedica su vida a sus nietos | historias de navidad

Historias de navidad

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 16 Octubre 2018 | 

17

45

11

Secciones

Martes 16 Octubre 2018 | 

17

45

11

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Abuela enferma dedica su vida a sus nietos

Jesús Rodríguez / El Diario | Domingo 03 Diciembre 2017 | 00:01:00 hrs

  • Galería
Jesus Rodriguez | El Diario |
Imagen Galeria
 

La niña más pequeña de la familia se llama Emily Patricia, de cariño le dicen “Ñoña”. Tiene 6 años y no va a la escuela porque no la han registrado.

Paty fue abandonada por su madre cuando tenía apenas meses de nacida, junto con sus hermanos Juan, Jeremías y Susana.

Desde entonces todos han estado bajo el cuidado de su abuela Susana Gutiérrez, una mujer de 64 años que hace más de 30 padece diabetes.

“Yo me hago cargo, desde que ellos nacieron yo los tengo”, comenta.

Juan de 11 años, estudia quinto de primaria; Jeremías de 9, está en cuarto y Susana de 13, cursa el primer grado de secundaria. El papá, Juan López de 44 años, trabaja en un taller mecánico para sostenerlos.

Ellos viven en la calle Aquiles Serdán de la colonia Monterrey, en una casa donde el sol entra a placer por varios ángulos de la azotea de los cuatro cuartos con los que cuenta la vivienda.

Las paredes, con agujeros y grietas, se rematan con un techo al que ya le faltan maderas y láminas que hagan menos inseguros los días de lluvia.

Insert_GAL

 

“Ahí, donde está la cama, es el único lugar donde no cae agua cuando llueve”, indica la abuela.

Dos de los cuatro cuartos son utilizados como recámaras, otro como cocina y el último, que da al patio, está prácticamente vacío, pero es por donde se llega al baño.

Hay solamente dos camas. La mujer duerme con las dos nietas, mientras que los niños duermen con su papá.

“Cuido a los niños de día y de noche porque su papá trabaja; haga de cuenta que son míos”, menciona doña Susana, quien le pide a Dios que le dé fuerzas para seguir adelante.

A pocos días de Navidad, los cuatro hermanos no pierden la ilusión de recibir un regalo e incluso ya escribieron su cartita a Santa Clós.

Emily Patricia anhela un castillo y carro de Barbie. Jeremías pidió una troca de control remoto y Juan un auto convertible también de control remoto.

En tanto que Susana desea un celular, “para que cuando vaya a la escuela le llame a mi abuela y sepa que estoy bien, porque se preocupa mucho”.

Su abuela asegura que también los adultos, como ella, no dejan la esperanza a un lado, al contrario, es de ahí donde se aferran todos los días.

Recalca que Paty no puede ir a la escuela porque le piden papeles para inscribirla y su mamá no la ha registrado.

“Le he llamado mucho la atención a ella (la mamá de los niños) para registrar a Paty y poder darle escuela, porque eso es lo único que les voy a dejar para que se defiendan en la vida”, expresa.

“Quién va a procurar a mis hijos cuando yo ya no esté, solamente su padre”. Se queda en silencio y luego agrega: “Porque les doy lo que no tuve: una mamá”, dice la señora Gutiérrez, que al igual que sus nietos, a ella también su madre la abandonó cuando era niña.

Así, con el paso de los años y en la búsqueda de entender el abandono de su propia madre, doña Susana, cuando menos lo imaginó, se vio al frente de otros cuatro desamparados, con quienes ha tejido un vínculo de dolor, tristeza, enojo, pero sobre todo de amor y de esperanza. (Jesús Rodíguez / El Diario)

 

[email protected]

 

¿Desea ayudar?

• Susana Melisa (13 años)

Calza 8 americano

• Juan Andrés (11 años)

Calza 7 americano

• Jeremías Ismael (9 años)

Calza 6 americano

• Patricia (6 años)

13.5 americano

 

Domicilio

Calle Aquiles Serdán # 2329

Colonia Monterrey

A dos cuadras de la Belisario Domínguez, entre León Guzmán y J. Méndez



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: