Fuera excusas: lo que vale es ganar elecciones | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

1

21

17

Secciones

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

1

21

17

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Fuera excusas: lo que vale es ganar elecciones

Nicholas Kristof/The New York Times | Viernes 09 Noviembre 2018 | 00:01:00 hrs

Nueva York – Al final solo fue una oleada azul, lo cual debería dar lugar a un examen de conciencia entre los demócratas, en especial cuando todos dirigen la mirada hacia las elecciones de 2020.

No escuchen a los demócratas que describen estas elecciones intermedias como un triunfo importante. En 2016, y de nuevo este año, los liberales se escucharon demasiado unos a otros y no lo suficiente al país en su totalidad; si eso vuelve a suceder en el periodo previo a los comicios de 2020, que Dios nos ampare. 

El presidente Donald Trump estaba exagerando frenéticamente cuando tuiteó que la elección era un “Gran Triunfo” para él, pero le fue más o menos bien en términos históricos. Los demócratas ganaron la Cámara de Representantes, pero perdieron escaños en el Senado; en las 39 elecciones intermedias desde 1862, el partido del presidente había perdido escaños del Senado 24 veces y escaños de la Cámara de Representantes 35 veces.      

Es magnífico que, por primera vez, se espere que al menos cien mujeres trabajen en la Cámara. Sin embargo, de los tres candidatos demócratas de más alto perfil que eran depositarios de las esperanzas del partido —Beto O’Rourke, Stacey Abrams y Andrew Gillum— no ganó ninguno. Sí, los márgenes fueron estrechos, y aunque se vale dar excusas, es mejor ganar las elecciones.   

A fin de gobernar en serio, y de imponerse con los nombramientos judiciales, los demócratas también deben controlar el Senado y ganar las elecciones estatales en estados como Arizona, Florida, Indiana y Misuri. Eso es posible, pero se necesitará más que bravuconería. 

El despido del fiscal general Jeff Sessions por parte de Trump el miércoles destaca este punto. La mayor presencia de republicanos en el Senado facilitará a Trump confirmar un nuevo fiscal general y debilitar la investigación de Robert Mueller.

Entonces, ¿qué lecciones podemos aprender? Como lo señalaron Jonathan Martin y Alexander Burns en The New York Times, “Los candidatos que aportaron la mayoría en la Cámara procedían principalmente del centro político, que abordaba el tema de un gobierno limpio y las promesas de una mejora cada vez mayor del sistema de atención médica, y no el cambio transformacional social”.    

Cada vez que los demócratas mencionaban la palabra “destitución” o hablaban acerca de abolir el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, los republicanos resultaban beneficiados. El manejo inadecuado por parte de los demócratas de la nominación de Brett Kavanaugh fue un regalo para los candidatos republicanos, ya que los senadores Joe Donnelly, Claire McCaskill y Heidi Heitkamp perdieron su reelección después de oponerse a Kavanaugh. 

No creo que los demócratas deberían de haber votado por Kavanaugh, pero sí creo que deberían de haber prestado más atención a la forma en que se interpretaba su postura en todo el país. La alusión a Espartaco del senador Cory Booker emocionó a algunos demócratas, pero dañó al partido.   

Eso representa un riesgo para el futuro: los demócratas que se disputen la candidatura a la presidencia en 2020 arrastrarán al partido hacia rumores de destitución o hacia un alud de comparecencias, en formas que tal vez ayuden a Trump. Temo que empeore la polarización de Estados Unidos en los próximos años, y que haya más odio y probablemente violencia, y entiendo la rabia de los demócratas hacia el papel de Trump en esto. No obstante, una furia incontrolable de la izquierda simplemente le da más poder a Trump.

Una lección de las intermedias es que una candidata como la senadora Elizabeth Warren podría aumentar las probabilidades de la reelección de Trump. Tal vez sean una mejor opción un candidato con experiencia para manejar las cosas que no venga del círculo de Washington, como Mitch Landrieu, exalcalde de Nueva Orleans, o el gobernador saliente de Colorado, John Hickenlooper. O bien, entre los senadores, Sherrod Brown de Ohio, o Amy Klobuchar de Minnesota podrían tener una buena oportunidad de ganar los estados indecisos.    

Además, si como se espera, los demócratas de la Cámara eligen a Nancy Pelosi para presidirla, será un regalo postelectoral para el Partido Republicano. Injusto, pero cierto. 

Los demócratas deben ver los resultados del referéndum como un destello de un plan de acción futuro. Parece que tres estados conservadores —Utah, Nebraska y Idaho— han votado por ampliar el Medicaid. Otros dos estados conservadores, Arkansas y Misuri, aumentaron el salario mínimo. Y Florida restableció el derecho de voto para la mayoría de las personas que han cumplido su sentencia después de haber sido condenadas por algún delito.  

Esos resultados sugieren una atención no en la “resistencia” como tal, sino en las formas prácticas de mejorar la vida. Los votantes indecisos aceptan muchas ideas progresistas, desde los empleos hasta la atención médica e impuestos más altos para los ricos, pero los demócratas tienen el don de provocar a la clase trabajadora al dar la impresión de elitistas enojados y condescendientes. Los dirigentes demócratas entienden esto y están diciendo las cosas correctas sobre hacer hincapié en los costos de la atención médica, la mejora a la infraestructura y la limpieza de la política. En definitiva, también tienen que enfrentarse a Trump cuando sataniza a los inmigrantes o separa a las familias, pero hay que elegir las batallas.

Hay un problema: muchos demócratas viven en una burbuja urbana azul, sin un solo amigo que apoye a Trump. Desde las elecciones de 2016, un flanco progresista ha tachado de racistas, idiotas y fanáticos a todos los votantes y partidarios de Trump. No sorprende, entonces, que sea difícil obtener los votos de las personas a las que llaman fanáticas.   

Entonces los exhorto: es gratificante pronunciar discursos heroicos que vociferan contra el fascismo, pero recuerden que lo que marca la diferencia en la vida de las personas es ganar las elecciones, promulgar las leyes y ratificar a los jueces. Para hacer esto, los demócratas deben ocuparse de blandir menos los puños y de escuchar con mayor atención.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: